12/10/21

Johny Tedesco - LP (1964)

 

Buenas tardes queridos amigos del garage y los sonidos sucios. Otra vez me paso por este, mi querido blog. Hoy les comparto un disco de Johny Tedesco. El inoxidable Tedesco. Aún sigue en el ruedo. Como


todos ustedes saben, fue uno de los integrantes del Club del Clan, el programa juvenil que a la postre, cuando el sistema viró y tomo centralidad el rock con una estética más snob e intelectual, los catalogó de “condescendientes”. Así sepultaro a la “proto historia del rock” a muchísimos fundamentales como este tipo, los legendarios Blue`s Men o mis coterráneos Los 4 Planetas. Johny Tedesco tiene dos cosas a su favor que lo han hecho mantenerse, con mayor o menor suerte en el negocio de la música, no digo ya en el mainstream donde no figura desde sus años dorados; las cuales son su destacable voluntad de trabajo y entrenamiento musical – pueden ver videos en you tuve, no muy viejos, en donde se lo ve tocando en óptimas condiciones (chequéenlo en el canal de Claudio Gabis, querides) y el hecho, tan horripilante de este país colonial, de que vive en Buenos Aires, contexto favorable. Sin embargo, pienso que es el hecho de su calidad de artista genuino lo que lo mantiene en el ruedo.

Vamos a la figura del adolescente que se van a encontrar en este long play. Acá es la época de los sweaters tejidos por su abuela y cuando o había diferencia entre el garaje punk, el bubbe gum o el rock psicodélico. Todo era lo mismo, y todo se mixturaba en un baile despreocupado con olor a adolescentes. Así que me voy a tomar la autoritaria libertad de rotularselos yo: acá van a encontrar flower punk, bastante bubble gum con tintes punk y muy buen rockabilly. Ergo, vuestros pies van a danzar, mis broderites.  

El descargo de siempre, que tan poco visito este, mi querido Garagelatino. Sé que posteo poco, ya no es el impulso vital que acompasaba las barras como antes, broders. La vida sigue camino, avanza, y muy cordial, por cierto; pero me lleva en un vaivén que bastante me aleja de la virtualidad. Así, Wirtis se ve impedido de publicar con la asiduidad que quisiera. Sepan disculpar. Pero sigo en las palabras, currando con mi alter ego, en el mundo de la educación. ¿Qué voy a hacer? Yo tambié caí en la trampa de crecer y armar una infraestructura para mantener. Ahora le rezo al capital. Aunque sigo caombatiendo por izquierda, cuando me escapo y me vengo Miguel Wirtis, a postear discos descatalogados y escupir algo de mi veneno habitual. Los dejo con este discazo, cuénteme después si les gustó. Johny Tedesco, aka el papá del papá de los helados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario