19/3/12

Los Grillos - Volumen II (1968)

Estoy acorralado. Están ahí afuera, desgarrando la puerta del armario y cuando entren, cuando lleguen hasta acá me van a comer. Si hubiese sabido que esto iba a pasar nunca me habría dejado estar tanto. Pero claro, al principio me dije: ¿Qué tienen de malo unas ratitas en casa Miguel? Si vos sos un garagero sucio y reventado, te gusta el rockandroll y la frula; tener unas roedorcitos en tu casa le va a hacer bien a tu imagen.

Así reflexioné mis bróders. Y me deje estar. De a poco, lo que parecía una o dos amables ratitas, con sus ojos negros - como la muerte y el destino - siempre alertas y atentos que pululaban por mi kitchenette; se multiplicaron en miles. Y mas.

Un día, cuando llegaba de la nocturna juerga con chicas y cerveza, entré a mi cocina, prendí la luz y ¡wau! Súbito el suelo se mostró gris peludo y de inmediato mudó, fragmentándose en miles de roedores que huyeron bajo el horno. Y caca. Mucha caca de rata por todo el suelo. Y en el cajón de los cubiertos. Y la alacena ¡Qué asco! Además comprobé que las ratas habían atacado a mi perro: estaba muerto, comido en la panza y los ojos.

Qué ratas culiadas.

Entonces compré un par de tramperos, veneno y una escoba. Así armado dispuse el exterminio masivo de los roedores. Tal vez parezca drástica y desmesurada tal determinación. Pero no lo es. Lavé los platos, saqué la basura y trapeé los pisos. Al anochecer dejé que la oscuridad entrara en casa. Prendí la tele y me senté a esperarlas.

Como a las doce de la noche se asomó una del horno. Luego otra y otra y otra. Eran miles. Se amontonaron frente a la heladera, encimándose unas con otras hasta desparramarse vertical sobre el picaporte. Tal vez parezca guayaba mi discurso pero es verdad bróders. Tenía que matarlas ahora, cuando estaban distraídas royendo mi comida. Silencioso, como un fantasma, me les acerqué - la escoba en alto, lista para la saña- , cerré los ojos y golpeé. Con mucho brío y decisión arrojé golpe tras golpe. Hasta partir la escoba en dos.

Cuando abrí los ojos había ratas muertas por todos lados. Sobre la mesa, la cocina y el horno. Aplastadas contra la pared y en la ventana. De inmediato aparecieron mas. Sin dudarlo arremetí hartos pisotones al suelo. Luego de un rato sentí los pies como si estuviese pisando uva para el vino.

Me detuve. Escudriñé en torno. Sangre y vísceras, pequeñas y hediondas, inundaban mi cocina. De inmediato aparecieron mas. Y mas. Ya no escapaban. No, bróders: me enfrentaban. Miles de ojos me miraban. Negros y desafiantes empezaron, otra vez, a encimarse. Una sobre otra amalgamó hasta formar un esperpento gris y peludo que se abalanzó sobre mí.

Corrí. Desesperado. Asustado y confuso. Atiné a tomar mi portátil y me encerré acá, en el closet. El bicho está afuera. Royendo las maderas del armario. Pronto estará acá. Temo un final violento para mí. Solo puedo esperar lo inminente. Por eso decidí escribir esta entrada bróders, compartirles lo que puedre ser el último disco: Los Grillos.

14 comentarios:

  1. ¡Querido Miguel! entonces me apresuro a enviarte esto ¡tal vez aún puedas leerlo! antes que el primer hociquito peludo asome por el ¡todavía! pequeño agujero en la puerta del closet.
    ¡Animo amigo! que ya me apresuré a empacar seis de los mas valientes y decididos gatos de Gabriela, vencedores en numerosos combates cuerpo a cuerpo con los viles roedores ¡no desesperes! que si tienen que dejar la vida en la batalla lo harán, pero al menos te darán tiempo a huir ¡ya están en camino! y pronto escucharás sus poderosos maullidos y los ayes desesperados de las ratas.
    Un último consejo, anda soltando de uno en uno por el agujerito a Los Grillos ¡que se los coman primero!
    Abrazo

    ResponderEliminar
  2. Hola mi querida amiga! Gracias por estar en semejante momento!!
    Abrazo!!!

    ResponderEliminar
  3. SALUDOS AMIGO MIGUEL TE ESCRIBE VEIMAR DE SUCRE BOLIVIA YO TE ENVIARE GATOS PERO DE GUERRA PARA QUE LOS ELIMINEN A LOS INFELICES ROEDORES QUE TIENES POR ALLA ESTOS SON DE BOLIVIA GRANDES Y PODEROSOS QUE AGUANTAN AL FRIO IMPONENTE DEL ALTIPLANO Y AL CALOR INFERNAL DEL LLANO NO TE PREOCUPES Y QUE SIGA EL BLOG NI POR UNAS MISERABLES RATAS SE QUEDE ESTATICA ADELANTE CARAJO CON ESTE BRUTAL BLOG AMIGO MIGUEL

    ResponderEliminar
  4. si todavia sigues con la piel sobre el hueso... consigue un gato bodeguero, que son efectivos para cazar ratas...jejeje...Saludos: GZ

    ResponderEliminar
  5. Hey Brother Wirtis,tu ingeniosa entrada me ha hecho traerme a la memoria el cuento del Flautista de Hamelin,ya quisiera yo mandarte su flauta para que esos pequeños roedores se te pusieran en posición de firmes a la primera nota musical que saliera de esa mítica Flauta y así,acto seguido,ponerles la música de esta banda que nos traes con tan peculiar nombre y hacerlas danzar hasta que cayeran en la extenuación.Siempre podrías decir que Los Grillos acabaron con los roedores.
    Gracias por tus excelentes comentarios los cuales se convierten automáticamente en Bellos Relatos.
    Saludos querido amigo y que la Deidad Saica te proteja por siempre.

    Un Abrazo.
    Johnny

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Johny!! Qué placer charlar con vos bróder. Muchas gracias por tu buena onda (la tuya y la de tu familia) La verdad me da mucha satifacción ver cuántos amigos he hecho gracias a Garagelatino.
      Te mando un abrazo!

      Eliminar
  6. Hola Veimar!!! Muchas gracias por el apoyo hermano! Con vecinos así da gusto ser latino! Ahora el problema no son tanto las ratas como los hijos de puta de mediafire: me cerraron una cuenta, en donde alojaba los discos del otro blog, pero bueno esto es así: nosotros laburamos, ellos facturan.
    Te mando un abrazo Veimar y muchas gracias por pasar!

    ResponderEliminar
  7. Hola Gustavo! Me vas a tener que explicar qué es un gato bodeguero...
    Yo tenía mi gatita, pero claro, se hizo vieja y murió. Las ratas atrevidas se han tomado la libertad de pulular por mi casa, pero ya van a caer..
    Te mando un abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Miguel... caray, las ratas no podrán contra este blog !! ahora mismo te envío un contingente de gatos asesinos, entrenados en la Escuela de las Américas, para q despejen tu cueva... :) Gran disco EP éste de Los Grillos de Bolivia.

    Un abrazo desde el lejano Perú,

    Wilmer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wilmer!!! Grande hermano! Cómo estás? Espero que muy bien. Espero ansioso tu contingente de gatos asesinos porque mi cueva está imunda y oscura bró.. Te mando un abrazo y te pido disculpas por haber tardado tanto en responder.
      Abrazo!
      Pd: ¿Qué pasó con Letrasértica? ¿Sigue?

      Eliminar
  9. Hola Wirtis, leo la entrada mientras bajo el de Los Grillos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Juan! Que disfrutes a Los Grillos!

      Eliminar
  10. Miguel, respecto a la revista... tenemos problemas internos q están retrasando su publicación, cosas de temáticas, egos, y modus operandi, aprendí la lección q armar un grupo q apunte a una sola mira es más difícil q publicar un pequeño boletín; estoy pensando iniciar un nuevo proyecto con dos amigos afines espiritualmente; ya te estaré informando, por lo pronto Letrasértica es casi un muerto viviente.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey Wilmer! Qué lástima lo que me contás, pero, realmente, es muy difícil laburar con gente, mas cuando son varios. Espero que arribe a mejor puerto tu nuevo proyecto y, por supuesto, contá con migo.
      Abrazo bró!

      Eliminar