21/1/15

Los Buitres - Ep (1965)

Buenas noches amigos. Vuelvo por primera vez en este año. Les traigo otra banda española. Esta vez se trata de Los Buitres. Oscura, y under como a ustedes les gusta. Grabaron este Ep. Para no desentonar con
la época consta de dos composiciones propias y dos versiones. Según los especialistas lo más interesante son los temas propios. A mí me parecieron bien los cuatro. Nunca había escuchado a Los Buitres y la verdad que suenan muy bien.  
 Investigando para este post me enteré que estos chabales son los autores del hit garagero “ritmo y movimiento”. Dirán ustedes, pero qué ignorante Wirtis. Y tal vez así lo sea. La cuestión es que estos chicos se inscriben en la historia del garaje punk con todos los galardones: Sonido visceral y un Ep para historiar (o delirar ucronías). Muy bueno. Otra perla más en el tremendo baúl que compartieron los amigos de la comunidad internacional de bloggeros. Otra perla más en el querido Garagelatino.  
No sé cuándo (y menos qué) va a ser el próximo post. Tal vez un día como este, que me siento neurótico y perseguido. Un día como este que me siento acorralado, esclavo de los hábitos. Y añoso de penas, ajeno del tiempo. Ese que marca el compás amenazando el final. Entonces me enojo y me digo Miguel, estás haciendo de este lugar un confesionario y eso está mal. No hay nada más patético que un tipo rabiando penas en público. Si hay pena se digiere en soledad, como toda hiel. Que te apague en tortuosa letanía, pero nunca en público.  
Y me vuelvo del perjurio y pido perdón por volver tuerto, con las manos cansadas y el ánimo estropeado.
Pero qué voy a hacer si me robaron la cubierta del auto. ¡¿Cómo no me voy a enojar, me voy a poner existencial y voy a renegar; si me afanaron mientras entré a la casa de un amigo, ¡¡cinco minutos, cinco nomás!!, al baño a mear?! Cuando estábamos al umbral de la puerta noté el auto ladeado hacia la izquierda. Cuando me acerqué a investigar, vi que faltaba la rueda trasera izquierda. Entera. Habían dejado el auto, literalmente, apoyado en el piso. Para colmo, cuando intenté poner el auxilio me di cuenta que también habían intentado robarme la cubierta trasera derecha. El auto estaba apoyado apenas sobre ella. Lo que sí se habían llevado los putos,  eran los tornillos. ¡¡Concha de sus recalcadas madres!! Porque ahora sí que me vi en aprietos: no quedaba otra que llamar a la grúa.  Por ende, debería esperarlos horas hasta que concurrieran al domicilio del yeta de mi amigo. Y en eso estoy. Acá lo tengo al boludo al lado mío. Estamos sobre mi auto. Esperando. Son las tres de la madrugada.

Por qué carajo no esperamos adentro, me preguntan. Porque temo que me afanen la otra rueda. A mi amigo le dije que se meta a su casa, que no hay problema que espero solo (construyo mucha felicidad en soledad) pero él dice que no, que no me va a dejar. Yo se lo agradezco. Y le muestro mi intimidad del blog. Dice que ustedes parecen buenos pibes, medio callados, pero buenos. Yo no sé si estoy de acuerdo pero no importa. Acá se los dejo: Buitres

11/12/14

Cefe & Los Gigantes - Sin rencor (1965)

Buenas noches. Hoy les traigo a Cefe & Los Gigantes. Una tremenda banda de garaje española que conocí gracias a José Kortozircuito que, como siempre gentil y solidario, compartió en el foro interno de los bloggers unidos por el garaje punk. No fue solo lo de este grupo sino tres archivos con varias carpetas
cuyas subcarpetas eran discografías de bandas under de la España sesentera. ¡La concha de la lora que buena compartida José! Se imaginan el gesto exacerbado de alegría que manifesté.
Al toque me puse a escucharlos. Tiene unas gemas que no se imaginan. La gran mayoría de las bandas ni las conocía. De otras había escuchado muy poco. Tal es el caso de los Ángeles Negros (claro que no son los geniales chilenos creadores del bolero psicodélico).
Por otro lado, y como siempre me pasa, no sabía qué compartir con ustedes. A veces me siento en el alma de un ricachón porque me invade la desidia propia de la opulencia. En otras palabras, y para hacerlo más criollo, tengo tanto que no sé qué compartir. También se debe a que mi rigor histórico es menos que nulo y voy subiendo lo que estoy escuchando. Y en ciertas épocas, sencillamente, no estoy escuchando garaje beat punk del sesenta latino. Es así. Por ejemplo, ando muy enganchado con Beth Hart. Tremenda cantante que me hizo conocer una amiga y me voló el jopo.
Con todo, siempre aparece alguna belleza – ya sea en los blogs que sigo, ya sea en el foro de bloggers unidos por el garaje punk – que me trae de nuevo a este mundo de visceralidad y salvajismo. Y me doy cuenta que adoro esta música troglodita. También me doy cuenta que los quiero a ustedes, mariconas, aunque no hagan más que pedir. Entonces me copo y lo subo. Pero claro, como el disco no era mío, como el disco me lo pasó el gran José, me dije: Hey Miguel, vos sabés de la honestidad intelectual, vos sabés del sacrificio ajeno. También de la daga que punza cuando no agradecen lo compartido. Por eso le escribí. Y José me contó que a él se lo había pasado Lomas, el administrador del entrañable misdiscoscoleccion.blogspot.com. y actual administrador de http://melopopmusic.blogspot.com.es/ ., claro
que le escribí. Y más pronto de lo esperado Lomas me dio su beneplácito. Me contó de la persecución allá en su país, solo por compartir discos  en la red. Una cabronada, la verdad. Pero eso no importa porque Lomas no amedrente, porque sigue compartiendo su material. Por eso hoy está con ustedes esta tremenda banda de garaje punk. Y les digo que a mí, sinceramente, me impactaron como hacía tiempo no lo hacía una banda punk. El género es garaje punk del más puro. Voces crudas, sin coros ni nada. Guitarras fuertes, de riff rockeros. El bajo haciendo líneas cuadradas e hipnóticas – cómo adoro estos fraseos, su fuera capaza de enajenarme del mundo, querría frasear así al tocar – que nos ponen en transe y la batería cuadrada y continua. Una belleza mis amigos. Una belleza.
Les podría hablar más, tal vez. Ustedes saben que soy un tipo verborrágico y gusto del charlar. Pero voy a girar el tópico. De Cefe & Los Gigantes, les aconsejo que pasen por acá http://www.guateque.net/cefeylosgigantes.htm que está mucho mejor explicado de lo que yo podría hacerlo alguna vez.
Bueno hermanos, los dejo. No hay mucho más que agregar. Tal vez que, aunque siguen pidéndome que resuba discos, no lo voy a hacer. Es muy arduo. Excepto que lo pidan los que me comparten música. A esos sí, claro. Pero si no, aprovechen lo que hay cuando está. Les dejo un gran abrazo. Me voy al silencio de vegetar en la realidad. Espero me extrañen, espero seguir siendo alguien cuando vuelva. Saludos.  

15/11/14

Bingo Reyna - Mi corazón es una guitarra (1969)

Buenas tardes amigazos del garage, vuelvo hoy, después de luengos momentos fuera del ordenador; para traerles a este man: Bingo Reyna. Seguro lo conocen porque ustedes son cultos, conocen de historia y aprecian la buena música. Características, todas, que descubro en el álbum que les comparto hoy.
Con todo, nobleza obliga – y el debido respeto a este, mi lugar en el mundo; exhorta – hacer una pequeña reseña sobre quién es este muchacho y qué hizo por la música que tanto amamos.
Bingo Reyna se inició con Jackie y los Ciclones. A la vera de versiones clásicas y descollantes estándares yanquis cosió su técnica musical hasta emigrar a  Beto y Los Huracanes (Beto, por si no lo sabías es el reverendo Cacho Castaña). Ahí desplegó la técnica del garaje y el fuzz. Luego, cuando comprendió que sus horizontes musicales se desarrollaban por otros lares, abandonó el concepto de banda y se hizo solista. Y le fue bastante bien, grabó varios discos hasta el 70. Todos con buenas versiones y correctas dosis de fuzz (cuánto te agradezco esto, Bingo). Después, con el advenimiento de la noche y los sicarios de la picana; Bingo se exilió en EEUU (no sé si será esa la mejor opción, friend).
Ya no volvió por esta tierra.
Ni siquiera sabemos si está vivo.
Una pena,
sería interesante saber más.

Con todo, amigazos, creo fundamental rescatar y difundir el gran trabajo que hizo este tipo por el desarrollo de la guitarra eléctrica en Argentina (técnicamente hablando, claro) y lo mucho que ayudó al género del rock en el país y el continente. Así que acá se los dejo para vuestro deleite, para que anochezcáis agitando un vaso de whisky y construyendo rebeldía. Bingo Reyna.   

12/10/14

Dirceu - Pura Asneira (1967)

Buenas tardes mis estimados amigos. Buenas tardes a todos los que siguen mirando estas páginas muertas, casi olvidadas por el ingrato de Wirtis. Pero no, no tengo que ser tan duro conmigo mismo porque siempre vuelvo a este lugar de gestación, cuna de lo que construyo – más para bien que para mal, lo asumo – día a día entre miedos y realidades.
Es así porque escribir es un oficio arduo. Más si no sos un dotado o empedernido luchador. Pero claro, cuando uno aprendió a perder entiende que es lo natural. Luego, para qué un esfuerzo si siempre vas a perder. Entonces no más caminar, no más avanzar porque la vida es un continuo transcurrir que te atraviesa mientras vos estás estático esperando lo inevitable. ¡Hay qué triste realidad, amigos!
Con todo, siempre pasan cosas que plantean una válvula descompresora del peso del miedo quitasueños. Tal así me aconteció ayer que estuve una muy grata experiencia de vida, una de esas que nos hacen mostrar la risa desdentada y festejar cada amanecer.
La cosa partió un amigo del face y asiduo del blog, el señor Felipe Bigliano que me escribió y me propuso, ¿hey Miguel te gustaría salir al aire charlando sobre garaje punk? Y pues claro amigo, claro que sí. No soy de las personas que desaprovechan las oportunidades. Tampoco de los divos místicos que esconden la jeta tras el blog pregonando una imagen difusa y esquiva. Y no porque me parezca mal esto último, no amigos. Pero me parece que no da. Lo divertido de hacer cosas es conocer gente. El blog es un ligar de origen, como les decía, justamente porque me permitió salir al mundo.  De ahí que soy tan agradecido al respecto.
Bueno, la cosa es que Felipe me hizo esta linda propuesta y sí, le dije, claro que me prendo. Esto fue el viernes por la tarde. Próximamente les voy a colgar los audios del programa para que escuchen los excelentes y sesudos comentarios que los muchachos hacen sobre fútbol y mi perorata gastada de rock.

Para celebrar este gran momento que pasé les dejo este disquito de Dirceu. No tengo demasiada data. Y seguro que lo robé de este blog que le afano tanto, tanto, que el chabón me debe odiar. Pero bueno, ¿qué mejor que un poco de rock and roll para festejar la comunidad unida y convocada para hablar de rock? No se me ocurre nada mejor.    

13/8/14

VA - ¡Frijoleros!

Hola mis cuates. Les traigo otro compilado. Y van… Tanto es así que he decidido agruparlos bajo la etiqueta “Serie Wirtiana”. Así, adjetivando mi apellido y con mayúscula.
El nombre que le puse al disco es un término ofensivo para los mejicanos. Lo sé. Pero no es esa mi intención, para nada. Yo quiero homenajear el rock and roll de aquellos lares.
Cuando armé el compilado me guié por dos premisas: rock and roll fuerte, con mucho ritmo y en castellano. La cuestión fue que las canciones adecuadas a mi disco resultaron mejicanas. Como tal característica era muy evidente, decidí resaltarla.
Todo eso no les importa. Ya sé. Pero a mí me gusta contar todos y cada uno de los pormenores de mi trabajo bloggero. Porque, pensá, si no te dijera todo esto, si acaso no pudiera hablar porque la palabra se atasca en mi garganta ¿Qué cosa sería?...
Bueno, la cuestión es que me quedó un disco muy mejicano. Cómo lo nombro, me pregunté al momento en que me encontraba diagramando el arte de tapa. Y la idea se presentó clara, precisa: Frijoleros. ¿Con o sin signos de admiración? Con. Porque es rabioso. Y listo. Se  hizo.
Pero luego pensé, tal vez el término sea ofensivo Miguel, tal vez algún mejicano mal entienda o peor, algún fundamentalista del respeto y la tolerancia, uno de esos dispuesto a todos te haga algún daño. Porque, pensá Miguel, si ese fundamentalista viva acá, en tu ciudad, cerca de tu calle o en la casa del lado puede llegar a tu puerta - como a veces lo hace el pasado de cuentas pendientes - y golpearte. Y no queremos eso.
Por eso me explico. Por eso les construyo y propongo la siguiente idea: un término aplicado para descalificar a algo o alguien rota su significado si es utilizado desde el mismo campo semántico o grupo etario.
Es decir, al apropiarse del término descalificador el grupo descalificado y reproducirlo para identificarse a sí mismos produce un cambio semántico que incide directamente en los hipertonos que el término tiene. Además construye identidad en el grupo discriminado ya que mediante el término se diferencian mediante la oposición a los que los descalifican.
Por estas cavilaciones decidí dejarle el nombre al compilado. Porque no ofende, si lo utilizamos de este modo.

Entonces, Frijoleros.    

10/7/14

Ciro Fogliatta - Música para el amor joven (1969)

Buenas noches amigos. Vengo una vez más a ofrecerles más y más música. Esta vez es el primer disco solista de Ciro Fogliatta. Por si no lo sabés – aunque si no lo sabés sos muy ignorante respecto al garaje
beat que tanto apreciamos por acá y no merecés que te dediquemos ni un saludo – Fogliatta fue el tecladista de Los Gatos Salvajes, de Los Gatos y, durante mucho tiempo fue – no sé si todavía lo es – el tecladista del nabo, soberbio y engreído de Andrés Calamaro. Haber tocado en los dos primeros grupos lo llena de gloria, haber tocado con Calamaro le llena el bolsillo. Bien por él. Se merece vivir bien de la música.
Ciro Fogliatta arribó de Rosario junto al genial Lito Nebbia. Los dos cursaron la secundario juntos y formaron Los Gatos Salvajes y, cuando estos se separaron y todos se volvieron a Rosario, fueron Fogliatta y Nebbia los que se quedaron en la mala de Baires a buscar fortuna con la música. Y lo lograron, vaya si lo lograron.
No obstante, hubo un momento en que parecía que la cosa no iba, que la música se quedaba en el tiempo y el único camino era el retorno. Bah, en realidad el único camino fue el viaje. Supongo que Ciro habrá entendido que siempre es bueno viajar para renovar los aires, para reencontrarse y buscar en otros aires lo que acá parece perdido. Tal vez supuso que agotados lo modos y los paradigmas era necesario busear otras escenas. Es así que, a principios del ´69, se manda a mudar a Nueva York. Y cuál era el contexto . que no te lo reconstruí, ni te lo esbocé – en el que aparece el disco. Como te dije corría el año 1969. Los Gatos se habían separado. Y acá pintaba mal. Entonces Ciro se fue a Nueva York. La discográfica, paralelamente, agarró unas cintas que Ciro había grabado junto a Toth en bajo, Kay en guitarra y Moro en batería (es decir Los Gatos sin Nebbia, por si no lo notaste) y los mandó al mercado bajo el horrible y trillado título “Música para el amor joven”. No es nueva tal triquiñuela, amigos, por parte de las discográficas. Se me viene a la cabeza el Spinettalandia del hermoso Flaco. No obstante, se deben haber arrepentido bien pronto porque ni difundieron ni apoyaron el disco. En consecuencia pasó desapercibido y en silencio por la escena. Al poco tapizaba baños de bares borrachos. Y al mucho tiempo se volvió una verdadera pieza de colección de muy difícil adquisición.
El disco en cuestión es una muy buena obra de música instrumental, ideal si te gusta el farfisa (a mí me encanta chabón) y el R&B.
Ahora bien, tiene algo muy pero muy malo el disco que te comparto hoy: suena feo. Y no por la grabación  - joder, que adoramos los sonidos estrepitosos y de ultratumba – sino por la calidad del ripeo. Se ve que no estaba muy bien el disco del cual extrajeron el audio. Por más que busqué no encontré otra versión asique, antes que nada, decidí compartir esta. Pero si vos tenés una versión que se escuche mejor te la encargo. No seas tan pija con el buen Wirtis que tanta música te da.
Podría hablar más del disco pero no lo voy a hacer porque en el comprimido viene una muy buena reseña del álbum. Te lo dejo acá: Ciro Fogliatta. Disfrutalo y pasámelo si lo tenés con mejor audio. Así lo subimos y lo compartimos con todos los pibes del garaje. Me voy a apedrear la luna. Con unos vinos y mis amigos. Ahí a la puerta de mi casa. Te dejo un saludo. También un disco. Y te recomiendo que pases por Garagelatino. Wordpress que colgué un tremendo disco de SUMO. Chau.   

22/6/14

Los Monjes - No te burles más (1968)

Buenas noches mis buenos amigos, acá vuelvo otra vez. Primero para contarles que el Sayo, ese buen muchacho de palabra y honor, ha abierto un blog. Sí. Y comparte música gratis con todo el que por allá quiera pasar. Elevo mi copa por este osado.
También vengo porque ando mal amigos, sí, el buen Wirtis viene a los golpes últimamente. La vida me viene apedreando una a una cada puerta que busca corazón. Y me voy cayendo, así todo lleno de molimiento, con el alma que se esfuerza pero los golpes arrecian y uno ya no sabés qué pensar.
Porque ¿cómo se esquiva las patadas cuando vienen todas juntas y de todos lados? Es difícil. Tanto como lo es levantarse y seguir caminando.
Con todo, a mí, de chico siempre me dijeron que tenía que seguir. Que cada uno de los golpes era lógico. No necesario, no intencionado. Porque la vida es así Miguel, me decía el viejo; no creas que por ser bueno todo va a salir siempre bien, no creas que por ser honesto no te van a robar.
¿Entonces de qué sirve ser bueno, papá?
De tener amor, hijo, nada más. Y así me emocionaba el viejo con sus palabras, y así arropé mi carácter en tales nociones.
Con todo, amigos, de un tiempo a esta parte siento como si la vida me burlara una y otra vez. Mostrándome su peor cara de burla sádica. Irónica.

Por eso elegí venir a cantarles mis penas a ustedes, por eso elegí compartirlas con este discazo de los mega monstruos del garaje mejicano: Los Monjes y esa gema pesada y perfecta que es No te burles más. Sí amigos, acá está, en descarga libre y directa, para ustedes. Y si tenés ganas de más pasá por acá: La Nave del Rock Argentino.     

18/5/14

Varios Artistas - El Fuzz

 Buenas noches estimados amigos. Hoy vuelvo. Después de bastante tiempo, vuelvo. Y es que soy un hombre de múltiples y variadas actividades, amigos. Sí, he devenido en un periodista, un docente comprometido, un escritor social y un blogger. Caramba que las hieles del éxito asolan mi puerta.
Pero no es de mí de quién vengo a hablar (y lo pongo entre paréntesis porque es una pregunta indirecta, como quien dice) sino de otro tema más que muy distinto. Y es del compilado antológico que les comparto hoy. Porque no es, a diferencia de todos los otros; una antología hecha a troche y a moche de forma antojadiza y aleatoria que solo busca divertir los wirtianos oídos. No mis amigos. Dista tanto de ahí que ni me animo a explicar. Pero lo haré.
El disco que hoy les traigo versa sobre un leit motiv antiquo y necesario para entender esto del garaje punk: el Fuzz. Y dos valores de inmediato acuden a mi cabeza: el histórico y el didáctico. Porque este compilado alardea de ambos valores, amigos. Es una obra histórica en tanto antología descriptiva de lo que la distorsión “fuzz” sonó; es una pieza didáctica en tanto pretende funcionar como ejemplo de qué es el garaje rock.
Este post simboliza también un retorno agraciado porque he recuperado – al fin – mi maldito Photoshop que tantas tapitas me permitía hacer y que tanto extrañé luego de formatear y perder tantísimos programas y datas.  
¿Qué hay, pues Miguelón, aquí en este compilado? Mucho material latino en español, portugués y con fuzz. Porque, como os dije, esa fue la principal premisa y única condición. Un valor agregado es que los temas están en castellano y portugués. De este modo quise asegurar un sabor autóctono. De ahí, que por ejemplo, me haya visto en la terrible decisión de tener que dejar a esos maestros del fuzz, los Blue`s Men, fuera de la antología. Tal vez les podría haber colado el tema Prohibido prohibir que versa su introducción con el clásico conteo punketo “1,2,3, cua” pero no, no me pareció. Sentí que desvirtuaba el disco. Asique dejé solo los que articulan lengua nativa.

Bueno amigos, me voy. Más adelante volveré. No sé cuándo, la verdad. No creo que resuba los discos caídos – ya sé me odian infinito por esto – porque es mucho más trabajo del que ya tengo. Tal vez, la moraleja, podría ser que aprovechen los discos mientras están. Y, si se copan y son buena gente de verdad; vuelvan a subirlos. Vuelvan a compartirlos como hice una vez yo. Acá se los dejo: VA – El Fuzz. ¡Saludos mis buenos amigos y hasta chau! 

16/4/14

Los Shippy`s - Empecé una broma (1968)

Buenas noches amigos. Hoy les traigo a Los Shippys una banda que tuvo el buen gusto y tino de grabar “I started a joke”, original de los Bee Gees. Banda que ni me gusto ni sigo. De hecho pensaba que la canción
era de Faith No More. Pero no, el garaje me iluminó. Y un amigo me desasnó por el face, cuando yo, en plan canchero, le pregunté: ¿Sabías que esta es una vieja balada de los cincuenta? Así, con tal firmeza, afirmé. Pero Wirtis, "I started a joke" es de lo Bee Gees, respondió humilde mi amigo. Mirá acá, acá y acá me dijo y me pasó varios links de consulta. Y yo fui. Y leí lo que ahí estaba escrito.
Confirmé lo peor: soy un hombre pequeño, definido por los parámetros de la soberbia y la vanidad.  
¿Por qué esta condena de la soberbia que me aprisiona? Me pregunté muy luego, al cerciorar mi error. Busqué respuestas en los otros, en los libros y, al fin, en la soledad de la cavilación. No arribé a mayores conclusiones que esta: uno suele dejarse llevar por la pasión y, en consecuencia, hace cosas de corazón. Es decir, genuinas. Y esa genuinidad se percibe en el aura que el arte(facto) irradia de sí. Cuando tal acontece, el artefacto suele ser bien recibido y mejor degustado. Luego, las palmadas en la espalda, las felicitaciones consecuentes, sinceras y, al fin, el reconocimiento.
Sí, el reconocimiento por lo que uno hace es lindo.
No obstante, muchas veces, uno suele perder la noción, los límites de ese “buen hacer” y llegar a pensar que uno es genial, que está por arriba del común y que es un elegido de Dios.
Es entonces amigos, cuando caemos en la soberbia. Y eso es lo que a mí me pasa, entre otros varios complejos y traumas existenciales que dinamitan mi día a día, pero esa es otra historia. Para otro post.
La cuestión es que le debo muchas disculpas a mi amigo y es por eso que agarré y, en cuanto localicé este disco lo posteé.

Lo que hoy les ofrezco es una muy buena banda de garaje punk en clave troglodita y sucia. Sé que esta música no es para neófitos, que exige tiempo y estudio para apreciarla. Porque, aunque parezca ridículo, yo pasé bastante tiempo leyendo sobre las características del garaje punk del sesenta para poder apreciarlo y enjuiciarlo con conocimiento de causa. Lo mismo recomiendo para vos bróder que sé no estás muy familiarizado con estos sonidos estropeados y saturados que suenan – para hacer un parangón - , excesivamente a ese pasado punk que tuviste con Terapia Intensiva. Bueno, acá está para ustedes, el tercero de Los Shippys con la genial versión, entre otras que no es la única perla aunque sí la única versión garagera latina que he escuchado, de "I started a joke".  

4/4/14

Los Teen Tops (1960)

Buenas noches amigos. Hoy les traigo un disco clásico, de una banda comercial: Los Teen Tops. No lo digo así en mal plan o con burlonas intenciones esto de comercial, para nada. Más bien me vengo burlando de mí, de mis malos hábitos y mi constante divagar de vidriera en vidriera. La cuestión es que Los Teen Tops fue una banda de rock and roll bien comercial, tanto pero tanto que difundió el formato “grupo de rock and roll adolescente latino”. Y ahí nomás empezaron a aparecer montones de bandas por todo Latinoamérica. Aspecto destacable es que el fenómeno ocurrió antes de la invasión británica, before the British Wave. Luego, ¿Cómo hubiese sido el rock and roll si la invasión británica no hubiese existido? ¿Habría sido? Yo pienso que sí. Tal vez menos salvaje. Y no lo digo por los británicos en sí, sino porque los Beatles influenciaron y propiciaron a Los Saicos. Y Los Saicos propiciaron el rock and roll, en su sentido más visceral.
En efecto, el mundo del rock sería distinto si otros fenómenos hubiesen intervenido o prevalecido. No obstante, creo yo, no sería tan diferente respecto a los intérpretes jóvenes (por lo menos en cuanto a espíritu), a la actitud rebelde y al sonido potente.
El disco lo mandó Juan Manuel Saez que siempre se copa y me comparte algo en el face. Qué sería de Wirtis y el blog sin la inmensa colaboración de los amigos. Yo pienso que esto de compartir tiene esa sola finalidad. Ya lo he dicho infinidad de veces. También he dicho que no voy a resubir discos porque se han caído muy mucho y es una pereza volver a subirlos, ya demasiado trabajo me da mantener actualizado este blog y los otros dos. Por eso, amigo querido, espero sepas disculpar pero entre los pocos réditos que tiene hacer este laburo está la libertad de hacerlo a antojo. Y no quiero sacrificar eso. Creo que he sido y soy un tipo nada egoísta con lo mío, nada escatimo (como no te escatimaría ningún abrazo a vos, lo sabés) pero ya compartí un montón. Así es que, si el disco que buscás figura pero el link está caído, lo siento – así, sin ironías – pero dudo muy mucho que lo vuelva a subir.
Tal vez si me lo pedís vos, sí. No por versero o mujeriego. En tal caso no tendría culpa porque no hay escrúpulos si así sos. Pero no. Un mal hábito que duele y marea es el mío amigos.
Bueno, así estoy a esta hora de la noche. Me espera el yugo, me reclama la vida. Y yo acá. Pasado, tomando ron, escuchando Last Stand de Los Knacks y hablando de vos, otra vez.

Mejor me voy. Les dejo a Los TeenTops. Agradecelos, aplaudilos: permitieron que los de acá grabaran rock and roll.    

7/3/14

La Tía Leonor y sus Sobrinos - Piano Beat (1969)

La tía Leonor y sus sobrinos es otro misterio dentro del panorama del sesenta. Y van… Por eso las conjeturas que este servidor puede hacer son solo aproximaciones, elucubraciones para dar forma a un pasado que fue y que, si no fuera de este modo, tendería a desaparecer inexorable. Ahí el justificativo de la historia, para construir la memoria. Aunque siempre es parcial, siempre estará incompleta, bien lo sé. Y eso la justifica también, porque, en consecuencia, siempre habrá posibilidades de buscar más allá, de alumbrar con otros focos, de preguntar con otros modos.
Decía que este grupo es muy desconocido, hablaba de las conjeturas, también.
Ahora las voy a explicitar. La tía Leonor ni siquiera se sabe si fue tal o un músico de sesión contratado para la ocasión. Esa afable señora con cara de abuela Flora es solo una imagen a modo de ilustración, con el único objeto de legitimar aún más el producto. Lo mismo pasa respecto a los sobrinos. No sabemos quiénes fueron, dónde terminaron. De seguro en algún oscuro bar de mala muerte como en los que suelo tocar yo.
Con todo, La Tía Leonor y sus Sobrinos editó dos álbumes a fines de los sesenta. Uno de tangos y otro de música clásica. Ambos en clave beat. El más famoso fue el de versiones de música clásica, siendo – según leí en algunos decires de los coetáneos que consulté – que la versión de la Marcha Nupcial fue muy famosa en la época. No pocos fueron los que estrecharon lazos al ritmo del beat.
Después nunca volvieron grabar, nunca nadie se hizo cargo de la participación en la banda y todo quedó en el olvido. Hasta hoy que, una vez más, los evocamos para vos.
Aplausos apartes merece la historieta de la contratapa, como abucheos varios – por lo menos según mi criterio y el de la simpática Emma (que es diseñadora) – por lo feo y desagradable.
Bueno mis guachines, acá les dejo esta perlita para vuestros curiosos y hambrientos oídos, para que el finde sea menos arduo, para que la lucha – si sos docente – sea digna y valiente. La Tía Leonor y Sus Sobrinos.

Antes de irme pienso que mi tía se llama Leonor, pienso también que les podría inventar un cuento sobre ella, mi primo el más grande, mi primo el más chico y yo. También podría incluir a mis tres bellas primas y a mi hermana pero me parece que no, que no da. Que mejor dejo lo documentado y las ficciones las resguardo para los libros que tanto rédito me dan. Bueno bróder, me voy, ahora sí, porque el presente me espera, porque ella no me habla pero me cocina. ¡Saludos!

16/2/14

Bárbara y Dick - Hombrecito.

Buenas noches mis cófrades, hoy les traigo algo de pop bueno para entretener a la juventud sana y estudiante: Bárbara y Dick. Sí amigos, un hermoso Ep de un duo bastante irregular y extraño que, de seguro sin querer y al día de hoy muy arrepentidos; influenciaron para que después aparecieran Los Pimpinela, los Parchís y Menudo. Pero bueno, uno puede ser artífice de su destino, no del de otro, ni siquiera si nos toman de ejemplo y nos imitan. A mí me ha pasado muchas veces. Ambas cosas: he imitado y me han imitado.
En lo primero siempre he sido desprolijo y evidente, por eso he tenido que reconocerlo y pedirle perdón a los plagiados. Pero no entienden que yo siento orgullo de llevar sus señas, que me justifico en este mundo para propagar lo que otros – con talento y mollera, creo yo – hacen. De ahí mis blog, infinitos como la culpa y la desidia.
Pero bueno, todo eso no nos importa ¿Verdad? Todo lo que importa es que les traigo más rock, porque no está para nada mal el Ep que les ofrezco. Destaca, en especial, Hombrecito y Sunny. Aunque de seguro los menos familiarizados con esta música degustarán primero Soplando en el viento.
Bueno les cuento algunas curiosidades del disco así lo mascan con mayor placer.
Hombrecito se grabó primero en portugués, al grabarlo en castellano, endulzaron y alivianaron la letra por la censura.
El disco data de 1968, periodo de efervescencia creativa en el rock argentino y latino: al mismo momento están en actividad Los Blue`s Men, The Knacks, Los Bulldogs y Los Gatos grabando discos que, aun hoy, están entre lo más salvaje y loco que se ha grabado en el país.   
Bien mis bróders, me retiro. Así rápido y fugaz como vine. Dejó por allá, en The Day The World Fried My Brain mi amigo el laureado Pablo Doti una excelente novela de Stephen King, visiten y denle mis respetos. Acá les dejo a Bárbara y Dick.

¡¡ Vermut, papa fritas y Good Show!!

2/2/14

Los Grillos - Vol I (1968)

Buenas noches amigos. El día 29 de Enero mi blog cumplió años. Cinco en esta ocasión. Resulta inevitable pensar cómo se ha mantenido.
Pronto resuelvo que ustedes son la causa: pasan tanto por acá – así como aves de rapiña en pos de la carne muerta que les ofrezco -  que me hacen funcional a blogger. Por eso no me cierran.
Gracias amigos. Gracias por dejarme creer.
Obvio que traigo “algo” para festejar, “algo” amargo y gomoso como sé que les gusta. Algo potente porque te levanta pero también peligroso porque te abraza fuerte como vicio instaurado. Les hablo de Los Grillos, chicos. La mítica y legendaria banda de Bolivia que mixturó, en los primeros setentas, el rock progresivo y ácido con la instrumentación andina, tan propia de nosotros, los que vivimos al borde en el cordón rocoso.
Historiemos:
Los Grillos se formaron en 1967. Como todos en el mundo querían sonar como The Beatles o The Rolling Stones. Por eso empezaron con covers.  En este disquito que les ofrezco hoy, en esta pequeña gema, van a encontrar cuatro hermosas versiones. La mayor curiosidad, por lo menos a quienes no están familiarizados con el garaje punk, es “Has pasado a la historia”, que no es otra que la clásica “Out of time” de The Rolling Stones. No obstante, las más lindas para mí, son  “La tarara” y “El desengaño”.
Los Grillos son una banda interesante porque empiezan en el garaje punk y, a  fuerza de experimentación y curiosidad, devienen en una banda progresiva, de folk sicodélico cuyos símiles más cercanos son los chilenos Jaivas o los argentinos Malón (no el grupo pedorro de heavy, no me ofendan por favor, me refiero a la banda del setenta).
No sé si fue casualidad, no sé si fue intencional, ya no sé. Pero fundé Garagelatino el 29 de Enero de 2009. La fecha coincide con el cumpleaños de mi mamá. Ese día, de ese año ella hubiese cumplido 61 años. Pero mi mamá se murió en 1997. Así es que ese día fue otro aniversario de lo que ya no es, aunque permanece aquí. Y es de eso de lo que quiero hablar, de cómo – de algún modo, aunque mal no sea una relación forzada y maquinada por mi afiebrada imaginación – fue que ese día, tratando de esquivar el recuerdo o festejando una existencia que tanto me marcó; inauguré Garagelatino y una puerta que creía vedada se abrió.
Más allá del hecho obvio de que solo es un blog, de que solo vale como lugar de referencia para el garaje latinoamericano y solo para algunos melómanos borrachos y drogones; para mí Garagelatino significa mucho. Primero que nada porque me animó a escribir (con todo el temor que conlleva exponerse a la mirada del otro) y, luego – cuando las palmadas en el hombro llegaron, cuando ustedes me dijeron que sí, que les caía relativamente bien lo que digo/escribo – entender que sí se puede, que todo consiste en “HACER”. De repente me vi animado a escribir cuentos y poemas y, lo más loco, me encontré publicando algunas de esas cosas. Y entendí de qué hablaba mi mamá cuando me decía que en la vida hay que hacer.
Y es así porque fue ella quien me enseñó a amar el arte en general y la literatura en particular. De ahí lo simbólico de que todo haya empezado el día de su cumple.
Ella nunca me dijo lee esto o escuchá aquello, no amigos. Cuando era chico la veía siempre leer libros, revistas y textos varios. Las mañanas eran de música. Música de todo tipo, porque ponía a The Beatles, Sol y Lluvia, la Negra Sosa y cualquier melodía que, de una u otra forma escupiera en la cara del sistema. Recuerdo también que siempre dejaba la revista HUMOR a los pies de la cama o en el baño, luego, cuando yo entraba, me deleitaba largos ratos leyendo textos que en su momento no entendí pero que después, cuando tuve ciertos criterios y dogmas de conducta; comprendí cuánto habían incidido en mí.
Siempre he estado y estoy muy orgulloso de la madre que tengo. Aunque ya no está acá conmigo, aunque la ausencia sea profunda, dolorosa y constante. Estoy eternamente agradecido de su voz, de su amor y de su carisma porque en 18 años – tan poco estuvo conmigo – me enseñó de la libertad, me enseñó del amor al prójimo y me mostró que vivir de rodillas no es trabajar para este o aquel, no, vivir de rodillas es traicionarse
a uno mismo y no hacer lo que queremos hacer.
Escribir esto me sume en lágrimas, me trae recuerdos, me patea el alma porque es de nuevo evocar una presencia que es ausencia. De 17 años amigos. 17 años que no veo a mi mamá. 17 años que no digo “Mamá”. A veces trato de articular la palabra en voz alta, a veces trato de pensar que está acá y que me va a venir a recibir cuando llegue pero no, solo es silencio, solo es una palabra que se me atora en la garganta y me duele.  
Me fui. Perdón. Les quería hablar de esa relación que percibo, ese símbolo que construyo y que dice que de algún modo mi mamá me dio ese empujón que necesitaba para salir de la sombra, ese símbolo que levanto como una pared que me guarece del hambre y del frío, de los golpes y del destino que se empeñaron en hacerme creer que no podía, que no era para mí. Y ella, rebelde como siempre, contestataria por antonomasia me dijo: “Vos podés hacer lo que quieras hijo, solo tenés que hacerlo”. Y yo trato mamá, trato como me enseñaste.

Acá está: Los Grillos.   
Gracias al gran maestro Wilmer porque todo el rock boliche que tengo se lo debe a él y, en consecuencia, ustedes también. 

21/1/14

Conjunto Colt 45 - Gimme some loving (1967)

Buenas noches. Hoy les traigo un simple de Colt 45, oscura y violenta banda del Brasil que construyó su reputación a punta de escándalos, excesos y rock and roll.
No es demasiada la data que poseo de ellos. Me acuerdo que se lo robé a un blog brasilero de esos tan buenos que hacen ellos. Disco raro, del cual aborrezco el arte de tapa. Me parece de recontraremalgusto.
Porque, fíjense ustedes, uno ve esas letras artificiosas, tan propias de los peores gustos, y ya la cosa le parece rara. Pero bueno, no hay que juzgar atropellado y torpe, no amigos. Siempre se debe analizar y buscar la justificada opinión.
Por eso seguí mirando. Así, al detalle. Lo segundo que llamó mi atención fue la cartuchera del arma. ¿Qué clase de encantamiento es este, Wirtis? Me dije azorado al descubrir tales extravagancias. Miré mejor. Entendí que el dibujo representaba la funda del arma. Más arriba, antes de llegar a las cabecillas flotantes, ocho balas relucientes en un tono amarillo más tenue pero igual de  feo que el de las letras.
Seguí el recorrido visual. Topé, ahora sí, con las cabecillas flotantes. Que no eran tales, descubrí al interiorizar más el análisis, no lo eran porque tienen abajo los torsos dibujados. Pero claro, como las cabezas están superpuestas y los torsos dibujados, uno – muy mal observador de publicidad (la bruja siempre me lo dice) – tiende a unificar los torsos en el resto y a disociar las superpuestas cabezas. El principal elemento de ruptura, según un modesto servidor, es la disociación entre el color de la piel de las manos y el de las cabezas. 
Ahora bien, una vez superado y comprendido el tema cabeza – manos; uno se pone a mirar los torsos y exclama ¡Hey, son una banda beat! ¿Quién, sino ellos, usarían los sacos mao? ¿Eh? Entonces la cosa cambia un poco porque uno se pone a inspeccionar de otro modo, revisa años – descubre que data de 1967 – observa que los muchachos empuñan instrumentos eléctricos, dos guitarras, un bajo, órgano y bata. Que lo nombres de los músicos están en la tapa y que corresponden a cada uno de izquierda a derecha. Descubre, como si un secreto bien guardado fuera, que sobre Colt 45 dice Conjunto, al mejor estilo portugués pero mucho mejor porque estos son de Brasil – y sí mi bró, el corazón de Wirtis está acá -, de mis vecinos de al lado. Dueños del mejor fútbol, compatriotas de las más bellas garotas do mundo, ¡cabrón! Sí señor.
Bueno, sabrán perdonar pero el tema mujeres me saca de mi centro y me aborta en cualquier rama.
Decía que la tapa de Colt 45 es muy fea pero que, como ya lo dijo el viejo garaje, no hay que juzgar un libro por la tapa. Tampoco a un disco.

Les dejo otro poco de historia. Les dejo una data muy buena que me pasa Luis Felipe Chávez, también. Dice así: “Hola Miguelón, el próximo sábado tendremos una entrevista con el vocalista original de LOS OVNIS Armando Vázquez, nos podrías apoyar promocionando en tu Blog? gracias, el programa es a las 7 de la noche hora de México y se transmitirá por www.eufonicoradio.com, saludos”   Y claro que la comparto. Saludos amigos. Disfruten. He aquí: Colt 45

8/1/14

VA - ¡Chicas! (Spanish female singers 1962 - 1974)

Hola garageros amigos. Hoy les traje este compilado excesivo que robé de La Taberna Cavernícola de Johnny.

El disco es una antología que busca graficar la escena femenina dentro de la movida del rock español. Abarca el periodo de los sesentas y algo de los setenta.  Esta época se conoce como el franquismo tardío porque el dictador ya era un viejo vencido y decrépito que perdía, inexorable, el poder.  En ese contexto llegó a España la efervescencia artística y renovadora que recorría el mundo: el Yeye.
La minifalda, el 45 Rpm y las chicas lindas y libres se pusieron a la orden del día. Tanto es así que abrieron el panorama local para que otros géneros como el garaje, la sicodelia y otros tantos ingresaran a la Península. El álbum es un puñado de canciones vibrantes y rápidas que discriminan en ritmos y modas.  Realmente un gran trabajo de investigación, recopilación y edición el que se ha hecho aquí.
Por cosas como esta es que rescato, siempre, siempre, el labor de los historiadores. Tengo para mí que los tales sujetos cumplen un rol social fundamental porque son quienes  rescatan  e interpretan el pasado. En consecuencia, nos re interpretan como sociedad.
Nosotros vivimos como si el pasado no sirviera, como si el pasado solo fuera una serie de imágenes pintorescas.  No un continuum en el tiempo cuyas implicancias llegan a  nuestro presente.  
La memoria es muy importante amigos. Ya lo dijo San Agustín – que es mucho más pillo que yo – cuando expuso las potencialidades del alma: Memoria, entendimiento y voluntad. Así, en ese orden. Para la memoria es necesario el olvido, sí, concedo eso, pero es necesario para poder recordar, para poder evocar otra vez ese pasado ejemplar que sirve de paradigma al porvenir. Luego el entendimiento, fundamental para interpretar, para analizar. Por último la voluntad – la potencialidad más compleja y ardua porque de ella depende lo demás – fuerza movilizadora del alma.
Es por eso que les traigo este documento, este ejercicio de memoria. Y también les dejo la dirección de este blog:  Historia de hoy y todos los tiempos que está muy bueno porque también se preocupa de mantener la memoria. Además - y de seguro los mismos de siempre me van a acusar de hacerme el banana, pero es mentira - lo hace una chica. Historiadora ella. Y linda. E inteligente. Sí, es así: un combo de virtudes. Ella me ha enseñado cosas como las que les conté arriba y más. Me habló de los amores de Moreno, de los cuentos de Sachieri, del tropero Sosa y haste de blues… Wau, amigos, que casi me muero de amor ante tanta sapiencia. Se lo dije. Ella me contestó muy luego que yo soy un tipo simpático pero no de su agrado,  si padeciera gerontofilia señor don Wirtis, me dijo, capaz; pero no, estoy bien sanita. Solo atiné a bajar la vista y buscar el pozo donde suicidar el alma... 

Bueno amigos, me voy, pero antes propongo un brindis por esos abnegados señores que miran el pasado, por esas personas que dedican sus días a explicarnos causas y consecuencias de lo que fuimos, probabilidades y posibilidades de lo que seremos si repetimos. Sí amigos, elevemos la copa por los historiadores. Vayan y brinden con la sapiente e inalcanzable administradora de Historia de hoy y todos los tiempos. Y si la quieren ver se van al memorial de la Bandera del ejército de Los Andes – ahí, frente a la parte trasera de Casa de Gobierno, en Mendoza, claro – le pasan cien euros y ella misma te hace la visita guiada más linda y dulce que puedas imaginar. Sí, es una experiencia. Yo lo hice. Acá está: VA – Chicas!!!