30/4/17

Los Marshalls (1965)

Hola cuates del garage. Una vez más vuelve Wirtis. Con los brazos entumecidos, con el alma agarrotada.
Harto de tanta inequidad, con muchas ganas de pelear. Y es que la Argentina en clave neoliberal es una mierda. Pero mucho más mierda es saberse rodeado de gorilones sin pelo en pecho, ni tesón en el alma.
Caminar la calle de la gran ciudad, cuando sos de abajo, de la cumbia y del punk, cuando sos, en fin,  un negro y los conchetos tienen el poder es sinónimo de ofender. Cabeza, te van a decir. Sabelo.
Pero no van a poder nunca eso de amasijarnos sin piedad. Porque nosotros somos de los que caminamos con Santa Eva,  sabemos que no hay que aflojar y siempre pelear. Ahora nos quieren convencer de que somos unos negros vagos, los docentes. Negros de mierda. Y hay que ver como el concheterío docente del medio pelo, mediocres del trabajo privado o de directivo, por puro capital; te miran con los ojos cruzados cuando te descubren negro de la cumbia y el punk. Y no te entienden, sos un traidor a la clase: ¿¡No ves que son todos unos negros esos que van a marchar!? Reclaman asustados los chetos docentes del colegio privado o del universitario, ojo, que en todos lados están. Y yo me  indigno y me revelo. Y entonces descubro que también los otros están en todos lados, me refiero a esos que son como yo, que piensan que la docencia es resistencia a la hegemonía neoliberal. Y me reconforto, entonces, amigos del punk; porque me los encuentro en las marchas y opinamos con la calle y la cumbia en el corazón.
Entonces es imposible no abrazarlos y pensar de cuánto vamos a luchar para que este lindo país que podría
ser cualquiera y a nosotros nos  tocó en Argentina; salga adelante del demonio neoliberal. Con cada derecho que quitan someten  para  lograr lo que, entiendo yo, es el objetivo final: silenciar la disidencia mediante opresión para caretear de paz social. Pero nosotros somos un yuyo porfiado: nunca, nunca, porque nos adoctrinamos en el dolor de la inequidad, hay que olvidar y siempre resistir.

Por lo dicho, cuando los a brazo, a esos que están peleando desde el más violento de los fangos a mi lado, les cuento de mi blog y del viaje a las raíces del punk. También les cuento porqué somos Latinoamérica aguerrida y venal, que de acá salió el género más genuino y visceral como es el garaje punk y la cumbia villera. Acá les dejo a Los Marshalls, una perla más que revitaliza nuestros oídos enfermos de garaje punk. Abrazos mis wuachos. Y no olviden: resistir y nunca claudicar.    

17/3/17

Los Destellos - Solo ellos (1969)

Buenas tardes compadres, hoy vengo con cumbia, con cumbia chafa y psicodélica. Aunque más bien es psicodélica, que la chafa es de Metaguacha. Pero no importa, porque es esa banda la que voy a subir allá, en el benemérito blog Garagelatino international way. Pero bueno bróders, por acá les traigo a Los Destellos, legendaria banda de cumbia peruana que conocí, al igual que al magnífico Gamaliel Churata, gracias al cuate Wilmer. Así es, entre las muchas cosas que debo agradecer el día que la parca me tome y ya no me quiera soltar es haber abierto este blog y haber conocido a personas tan copadas como las que he conocido. Y eso que con los amigos de la web jamás nos hemos visto en persona. Pero es no importa, un mismo sentimiento de amor por la música n particular y el arte en general nos hermana en el lodo que nos ha tocado sufrir.
Bueno, les contaba que hoy les traigo otro disco de los míticos Destello, de la época de Enrique Delgado, claro. Este es el segundo de 1969. Acá los vagos redoblan la apuesta y mandan un disco con mucha presencia de guitarra, bien frentera y surfera. La verdad que es un placer de oír. Con todo, no es este álbum uno de los que más hits tenga, característica que para mí siempre está buena. Tengo mi propio canon de hits.
Acá en la Argentina la situación social está brava. En especial con nosotros los docentes: no solo están intentando a como dé lugar imponer sueldos de miseria sino que también cerraron los programas de formación docente – libres y gratuitos – y mantienen una fuerte campaña mediática, con todo ese gran poder hegemónico que tienen, de desprestigio. Así han logrado imponer en la opinión pública la idea de que los sindicalistas – y todo tipo de organización construida desde las bases – es corrupta y vaga.
Y esto es así mis hermanos de allá afuera que otra mierda vivirán; porque lograron imponer una vez más, y vaya esta acumulación; la idea fuerza de que el populismo es dañino para el pueblo.
He concluido que no importa tanto la bandera, porque es una simbología arbitraria que responde a
fenómenos contextuales. Sí, en cambio, importa una cosmovisión de general bienestar. No me voy a enredar en explicar qué pienso sobre la corrupción y otras yerbas porque los voy a aburrir. Pero entiendo que es necesaria una distribución de la riqueza más amplia. Y no me tiro de comunista, los extremos siempre son violentos, pero sí una mediana equidad. Para eso hay que sacar de dónde más hay, porque ya está muy repartida la riqueza, es mentira que se puede generar una nueva sin afectar a los que la tienen toda.
Yo entiendo muy bien que el hijo de puta de Mauricio M. entienda que una repartición “equitativa” de la riqueza es: que los superempresarios como él hagan innumerables negocios entre sí que implique “contratar”, por ende, según su ricachona mente; a muchos otros. En consecuencia, piensan estos verdaderos chacales del pueblo, generan trabajo “genuino”. Cualquiera de nosotros que hubiese nacido en ese contexto, muy probablemente, pensaría así.
Para sostenerlo necesitan, dentro del sistema “republicano”, convencer a la población de que eso es lo “bueno”. En un país de burros ciegos, el tuerto es el rey. Por eso, venid a mí hermanos de garaje, venid. Wirtis los va a liberar: Los Destellos

27/2/17

Eddie Pequenino - Grabaciones encontradas

Buenas tardes mis hermanos, vuelvo tan pronto porque el querido Víctor Tapia, un tipo culto e inteligente, me pasó esta antología pletórica de gemas del R`n`R para compartir con ustedes. Víctor Tapia lleva adelante, junto a algunos adláteres que enorgullecen la juventud, la revista Universo Epígrafe (face). Y como para muestra basta un botón, pero no para juicio; los dejo con la pluma de Víctor:

  “El rock comenzó con la Balsa, compuesta por Nebbia y Tanguito en un baño de Once””…. Rezan los “periodistas” e “historiadores” como si fuese el Santo Rosario. Durante años, este credo incuestionable  ha sido repetido hasta el hartazgo, convenciéndonos de que no hubo rock en Argentina hasta 1967.Pero esta afirmación es sólo una mentira que responde a intereses inconfesables. El rock en español era moneda corriente a principios de los 60. Pioneros como Johnny Tedesco, Sandro y Johnny Carel (quien vendió 50.000 copias de un solo simple!) hicieron bailar a todo el país tanto con covers como con rocanroles de composición propia. El revisionismo histórico debe recuperar todos estos años perdidos, que fueron borrados de la historia a plumazos pese a la gran popularidad de la cual gozaron los pioneros en su momento.
Hoy les acercamos posibilidad de conocer el comienzo de todo. Eddie Pequenino fue quien inventó el rock en el país antes de hacerse más conocido como actor cómico (trabajó junto a Olmedo y la Peluquería de Don Mateo, ni nada más ni nada menos).  Nació en Villa Urquiza,  casualmente el mismo barrio en que vivían Tedesco y Carel.  Las esquinas de Triunvirato lo conocieron como trombonista de jazz, pero fue su viaje a Estados Unidos lo que le hizo conocer el rock. A su vuelta, formó un increíble seleccionado 
músicos a los que les hizo escuchar innumerables discos del género que lo había cautivado. El fin era capturar el sonido de Bill Halley y otras estrellas de la época.
En este compilado podrán escuchar joyas como Saltando en Rock, el primer rock and roll compuesto en el país. Lanzado en 1956 por la banda que formó Pequenino en Rosario, fue compuesto por el primer arreglista musical de jazz del país: José Santiago Rossino. También podrán deleitarse con “Take It Easy Baby” y “Aquí Viene el Rock”, temas compuestos por el mismo Pequenino para la primera película sudamericana de rock (Venga a Bailar el Rock, film argentino de 1957). El primero de ellos fue compuesto junto al mismísimo Lalo Schifrin, creador de la banda sonora de Misión Imposible y pianista de Eddie a fines de los 50. Lalo también tocaba rock and roll con su orquesta, diez años antes de que Los Gatos comenzasen a naufragar.
Eddie cantaba en un inglés más que perfecto, y con él engalanó el primer tema de rock cantado en español: Rock Con Leche, una canción del cómico Délfor Dicásolo. El mismo inventor del término “gorila” supo cantar en esta frenética canción líneas como: “Este nuevo ritmo que ni fox ni boogie es. Rock, Rock con Leche! “Los libros de historia no reconocen a Délfor, pese a que cantaba rock en español once años antes de La Balsa.  Este compilado le hace justicia por primera vez en la historia.
Carla Pequenino, nieta del gran Eddie, está realizando un documental sobre su abuelo. Quienquiera que pueda ayudarla con este noble propósito, que no dude en hacerlo. La historia oficial del rock argentino tiene sus días contados y hoy Garage Latino la acerca un poco más a su inevitable final. Bailemos y saltemos al compás de los verdaderos precursores de nuestra música!

Para ustedes, y disculpen que me colgué y no lo puse, el link de Eddie Pequenino.

25/2/17

Los Tornados (1967)

Hola mis amigos del garage. Acá vuelvo una vez más, asqueado de la Argentina liberal que tiene presos políticos, mucho hambre para el pueblo y privilegios para los millonarios. Esta vez, como no nos pudieron embaucar con la chantada de autoperdonarse 70 mil millones que la familia del presidente le debía al Estado,
nos empernaron dándole las mismas rutas aéreas que hace la aerolínea de bandera a la empresa que absorbió a la empresa aérea del presidente. También se denuncia que la familia del Mauricio M. maneja, a través de otra empresa, claro; los peajes de la zona Norte de la capital. Los peajes aumentaron. Y mucho. Como todo en la Argentina del desfalque.
Y yo sigo atrincherado. Más que antes, pero no sé si más que mañana. Y es que son tiempos escépticos estos, mis hermanos. La sombra espúrea de la década infame se cierne sobre mi amada patria. A fuerza de tarifazos y recortes nos están disciplinando. Con hambre no se puede pensar.
Nosotros, los K, bollamos entre la militancia de campo, esa que le pone el cuerpo y la otra, la ciberresistencia. Esa en donde se ponen las ideas y las palabras, esa en donde se construyen espacios o, en el caso de este mi amado blog, se resignifican; como instrumentos aptos para trasmitir la idea rebelde. Esa que no se somete, esa que se mantiene incólume porque estamos construidos desde ahí.
Hoy les traigo a Los Tornados, una banda española que tenía todo lo que nosotros amamos: sonido desprolijo y actitud gamberra. Muy buenos.
Y les traigo a estos muertos vivos a colación del patético – ya les dije que a partir de ahora el blog va a ser un panfleto de oposición a las políticas segregacionistas de Mauricio M. y, por cosmovisión moral, una apología de las lógicas populistas – acto de desprecio a la historia argentina que Mauricio M. realizó en España.
Voy a explicar un punto: yo aprecio y amo todas las expresiones culturales. De España admiro muchísimas cosas, en lo social, económico y, en especial, lo artístico. No obstante, eso no imputa que entienda que la historia que nos une es de espanto y sangre. Que vinieron a nuestras tierras y las saquearon y las diezmaron. Amén de intentar desaparecer todo vestigio de la cultura original. Como el post no da no voy a caer en un reduccionismo histórico maniqueo porque el tema es mucho más profundo; pero sí voy a dejar la idea de que fue una colonización en lo más amplio del término.
San Martín, nuestro máximo prócer se erige en el combate contra el imperio español, se construye en oposición a esa fuerza que era omnímoda. Él como todos los patriotas latinoamericanos se erigen porque son expresiones de un descontento popular. El hecho de que Mauricio M. le haya dado la “Orden Libertador San Martín” es un acto de desprecio, como les dije, a nuestro pueblo. Y esto no implica que haya que tener malas relaciones con España, pero tampoco que haya que ser un obsecuente apátrida.

Pero la lógica de estos hombres, los neoliberales es esa: ¿Qué importa, si son negocios? Son hijos del despiadado mundo de los negocios. Y por eso pueden recortar, ajustar y apretar a la gente con cara de compungidos. Así es como manejan su mundo. Una mierda, cuates. Si apoyás ese tipo de lógicas e ideas, compatriota, no sos bienvenido, sabelo en mi blog. No obstante, como seguimos la lógica populista, los discos seguirán con los links para todos. Un V y acá tenés, tremenda banda del imperio español: Los Tornados.  

30/1/17

VA - Rock centroamericano (60`s - 70`s)

Buenas noches hermanos del garaje, acá estoy una vez más, como siempre, resistiendo desde este mi querido lar. Y es que muchas veces pienso: ¡Pucha que tengo abandonado el blog! Pero después me
acuerdo que no es una actividad remunerada y que me niego a transar y entiendo que si algo me propicia y debo cuidar de este lugar es la libertad. La libertad de hacerlo como quiero y cuando quiero. Por eso no resubo los discos. Porque sé que están, por ahí en el maremágnum de mis más de trescientos DVD`s de música y datos, pero es una paja muy, pero muy larga buscarlos – ni una base de datos digital hice -, casi tanta como comprimirlos y cargarlos.
Hoy les traigo un cuarteto, estamos de para bienes. Y si bien colgarlos todos juntos para que tengan un empacho de rock centroamericano de los sesentas y setentas; fue voluntad mía, el groso labore de compilar y compartirnos esta belleza fue de plin plin plin. Y no es mentira, no recuerdo el nombre ni por dónde fue que este grosso me pasó esta inmensa antología. Así es que perdón hermano y muchísimas gracias.  
Con todo, y explicitadas las debidas disculpas, son estas cosas el único pago por mi trabajo de blogger. Así como la buena onda y la comprensión. Sí mis hermanos, en esta Argentina de la desigualdad y la xenofobia yo me voy poniendo viejo y más me empaco en resistir los mil y un embates que los medios burdamente imponen. Soy asalariado, tengo familia, tengo impuestos. Tengo una infraestructura que mantener. Gobiernan para los empresarios. Acosan a los trabajadores. No nos dejan ni chistar. Es ese exterior el que te va a someter, es cierto, pero son tus ideas, tus construcciones y lecturas del mundo lo que te va a salvar. O no.

Yo siento que combato. Siento que actos de pura y sincero desprendimiento y solidaridad como el que hacemos los blogger que comparten cosas (raza casi extinta, que los dictadores de la red están empeñan en acabar) son genuinos actos de resistencia. Lejos de dejarnos gobernar por el señor dinero, le hacemos la v en la cara y nos ponemos a regalar. Como así también el de los tipos como plin plin plin que comparten gemas solo por verlas rodar. Por eso, cófrades, aplaudamos a los bravos bloggers, a los desinteresados cibernautas. Somos nosotros la resistencia.  Abrazos camaradas cibernéticos. Acá les dejo esta belleza en 1, 2, 3 y 4 discos. Enjoy. 

11/1/17

Los Blue`s Men - Prohibido Prohibir (1968)

Hola mis queridos amigos. La Argentina sigue siendo una mierda gobernada por los millonarios. Cada día
nos roban un derecho más. Este 2017 parece que no va a ser la excepción. Pero bueno, cuates, a darle átomos, que llorando nunca se consigue nada. Hoy vuelvo con este megaclásico que tanto, pero tanto  me gustó que me decidió a abrir el blog que aquí nos reúne. Imagínense si podía yo predecir que tantos años después seguiría acá, aguantando con el rock garage. Pero es así, uno nunca sabe cuáles serán los caminos del corazón.
¿Y por qué carajo traes de vuelta este ábum Miguel, si todos lo conocemos? Y yo les respondo que sí, que es verdad. De hecho, si no conocés este álbum y te señalás iniciado en el garage latinoamericano no sos más que un pretencioso hablador.
Ahora bien, son otros los motivos que me mueven. Les voy a contar una historia. Una historia de amor. La historia de cómo volví a conocer el disco Prohibido prohibir de Los Blue`s Men y de cómo me volví a enamorar. Así, como en la vida me pasó con la hermosa Emma Lunge.
Resulta que una tarde andaba yo curioseando en los blogs como desde tiempo atrás no hacía. Llegué al blog del buen amigo Red Peyote y me dije, hey, este pibe ha colgado un montón de cosas copadas. Y sin más me puse a revisar. Merodeando en la ronda del curioso llegué así Prohibido Prohibir. Ah, qué capos, Los Blue`s, me dije y seguí con el cursor hacia abajo y ahí encontré algo que yo, hasta la fecha, no había visto: la contratapa del vinilo Prohibido Prohibir. No sé si ustedes la conocían. Es la que ahí les colgué como ilustración del álbum. Lo loco fue, por un lado, que al fin conocí otra foto de Los Blue`s Men distinta y, por otro, sorpresa al ver que el orden oficial del disco no es el que yo siempre le conocí. Bajé el álbum de dos blogs distintos, cuando lo encontré. Los dos son idénticos. De ahí que había yo dado por sentado que el disco estaba ordenado así. Pero al leer la contratapa oficial me desayuné que el orden es otro. Copado, si bien implica una reconfiguración de mi mundo, es también deconstruir un concepto y replantearlo. Y así hice. Y ahí me llevé la tercera sorpresa: esta grabación no es exactamente la misma que yo había escuchado. Sutiles diferencias pero claras para quien como yo, ha hecho un fetiche musical de este disco.

No se las voy a develar, los dejo a ustedes y vuestro libre albedrío para requisar. Un disco perfecto, según yo, de una banda mítica y épica: su rastro es una neblina fugás en la noche argentina, su ópera prima el testimonio de un talento fuera de tiempo por eso Los Blue`s Men ya son eternos. Saludos guachos. 

21/12/16

VA - Baile con la nueva ola (1962)

En este último mes de un año gris, de intemperie para muchos de mis compatriotas, de reimposición de un
régimen socio-económico que premia “los méritos” sin distinguir contextos, generalizando para poder singularizar. La mierda (neo) liberal que convence a las personas de que es un fracaso personal no estar en tal o cual categoría social o vivir tal o cual sueño. Les queman la cabeza para, creo yo, diversos fines. Los más claros y evidentes que yo encuentro son transformar al hombre en un consumista esclavo. Deslindo los conceptos para explicarme mejor: por un lado fomentan el consumismo mediante la eterna y consabida propaganda de la vida “feliz” a partir de ciertos parámetros sociales que, por convención impuesta desde el poder hegemónico; señalan si “triunfaste” o no en la vida.  Ni cabe aclarar que esos parámetros son materiales. Así, te imponen el otro clavo de tu cruz: para ser feliz debés trabajar.
Ya sé, están pensando qué vago este Wirtis, como se nota que es un Garrálapala. Y les contesto que sí, que puede ser porque soy un orgulloso Garrálapala. Pero lo cierto es que trabajar para quien puede hacerlo a partir del estudio es mucho más gratificante que para quien tiene que hacerlo a partir de las inclemencias de la vida. Esas que da la pobreza económica en esta Argentina neoliberal e injusta. Luego, no es lo mismo tener las posibilidades de estudiar – así seas un choto que elige pensando en qué le va a dar más guita y no en qué le gusta – que no tenerlas. Por eso, me chupa la pija el régimen macrista que quiere imponer la idea de la “meritocracia” para imponer sus políticas
de concentración del dinero en los poderosos a costo del esfuerzo del pueblo.
Si sos macrista, radical o de alguno de los partidos fachos y reaccionarios que son gobierno: chupamela.
Bien, aclarado que me cago y detesto la lógica político-económica que impera en la Argentina, les cuento que elegí este disco que devuelve, si bien más añejo y menos brilloso, la idea de aquella república post década infame donde todos los días el pueblo perdía un derecho. Hoy como ayer, la niebla vuelve a suceder. Y por acá resistimos hablando con el teclado, gestando mitines y aguantando la mishiadura.

El disco, más allá de sus simbologías históricas, está muy bueno. Justamente, alejarlo de ese momento lo engrandece: vamos a encontrar acá una entretenida diversidad de géneros muy bien instrumentados. Además aparecen en el compilado, bandas absolutamente desconocidas de la escena pre rock garaje argentina. Muyinteresante. Bajado del inmenso blog Red Peyote. Gracias por compartir hermano.     

15/11/16

VA - ¡Sujo!

Buenas tardes mis manes. Hoy les traigo una antología de esas que a mí me gusta hacer, de vez en vez, cuando el THC se apodera de mi zabeca. Y no es que pretendo que piensen que soy un puto drogadicto pero lo cierto es que tengo miles de antologías dando vueltas en el ordenador, ahí en la carpeta de garaje punk latinoamericano del sesenta, solamente allí, debo tener unos sesenta compilados. Claro que muchas veces los temas se repiten. De hecho, según mi artífice experiencia, es allí donde surge uno de los mayores inconvenientes a la hora de hacer antologías: ¿Cuáles canciones poner y cuáles no? ¿Son equiparables los sonidos de las canciones? ¿Mantienen una coherencia conceptual o ambiental? Y tantas variables más que se cruzan por la nublada mente wirtiana.
Sin embargo, y más allá de todo, llegan algunos momentos como el que hoy me convoca aquí, a mi amado blog; que me digo: Che, Miguel, por qué no les das una alegría a los vagos del garaje y te colgás un compilado. De paso despuntás el vicio artístico y clavás una de esas tapitas que tanto disfrutar hacer. Y yo, que soy un pibe bueno, tranquilo y sumiso; hago.
Y he aquí, mis cofrádicos cuates, lo que quedó y lo que les traje: un compilado de garaje punk sixtie que tiene como leit motiv la lengua portuguesa. ¿Os gustó? Espero que sí porque no vuelvo hasta el mes que viene, el último del año. Y será esta perla garagera todo lo que les voy a dejar por aquí. Excepto que algo extraordinario sucediera. Pero lo dudo.

Los temas antologados, varios, creo yo, los deben conocer. Si no, es esta una gran oportunidad. Lo hice corto: 15 temas punketos de no más de dos minutos. Se los dejo amigos, recíbanlo como lo que es: una singularidad más en este mundo de mixturas y repeticiones infinitas. VA - ¡Sujo!

9/10/16

Los Ben Posta (1965)

Los Ben Posta fueron cuatro elementos pupilos del  "Ciudad de los Muchachos", a la postre sobrenombrado como el Benposta. De ahí, claro, el nombre del grupo.
Es todo un misterio por qué apenas grabaron este simple que hoy les traigo y nada más. ¿Las causas? La calidad de las interpretaciones y la vitalidad para ejecutar las canciones. Destaca la guitarra eléctrica. No es la primera ni la última vez que un grupo de rock pase desapercibido. Pero eso no importa, mientras haya un registro, habrá un Wirtis que historie ese acontecer. Yo pienso que no pasa por “pegarla” en el arte. Y no quito importancia a esto, ojo, no me mal interpreten. Pero creo que no puede ser el objetivo, el fin en sí. Tampoco las voy de profundo o espiritual pero creo que el arte, hermanas y hermanos garageros, es un refugio.
A modo de caso:
A nivel laboral, si bien la yugo como un perro, a los docentes nos han amedrentado con un injusto doble presentismo. Para imponerlo pergeñaron una campaña de desprestigio. Como no lograron suficiente apoyo social impusieron el doble presentismo por decreto. Buena parte de los docentes hicimos huelga y marchamos por las calles de Mendoza.
Con todo, lejos de amedrentarme cargué las tintas escribiendo artículos culturales en Palabrasmacabras y tocando el bajo en Pistola & Los Mugrientos. Y es que el arte es el refugio cuando el mundo duele. Y también fue la terraza desde la cual pude contemplar el hermoso cielo estrellado del verano kirchnerista.
Por eso, hacer arte va más allá de “pegarla”. Y no porque esto no tenga valor, sino porque cuando es solo el fin tenés que transitar un camino que implica más agachadas y primereadas de las moralmente aceptables. No la voy de moralista, ojo, pero les pongo como ejemplo, hermanas y hermanos garageros, a la Bersuit Vergarabat. Estaban muertos a mediados de los noventa. La última jugada fue darle toda la tarasca a Santaolalla – no se habrán creído que fue él a buscarlos a ellos, ¿no? – y someterse a lo que el entonces “gurú” del rock mainstream latinoamericano dijera. Y así hicieron. Cambiaron estilo, estética y modos. Los reinventó. Y lo hizo bien. No fue así con Árbol. Estos pibes anhelaron tanto el éxito que hasta echaron al
baterista porque Santaolalla les dijo. Unos giles. Y así le fue. Como el orto. Con todo, cuánto sometieron en pos del anhelado éxito.
A mí me resultan mucho más interesantes esos artistas que han parido arte genuino y visceral, más allá de la formulística que implica triunfar en el mainstream. Pongo por ejemplo algo relativamente conocido: Acorazado Potemkin.

Bueno mis bróders, me voy. Les dejo la obra completa de estos pupilos rockeros e ignotos que una vez existieron: Los Ben Posta.            

4/9/16

Los Rocking Devils - Tiempo de llorar (1968)

Hoy me vine más temprano que tarde. Porque tengo tiempo ahora, esa es la libertad que me da este, mi querido blog: manejarlo y actualizarlo como se me da la regalada gana. ¿Te sentís presa de las desdeñosas manos wirtianas, bró? Me alegro porque así es. ¿Vos querés rock? Vas a tener que esperar mis aires de inspiración. Y por supuesto no me pidas que resuba un disco. Aprovechá mientras están colgados. Y si sos copado, subilo de nuevo, para que siempre esté. Si sos un salame, bajalo nomás. Gil.
Hoy les traigo rock mejicano. Los legendarios Rocking Devils. Yo asimilo con The Standells a esta banda: escalaron al mainstream de la música con dignidad. Además dejaron mucho y muy buen material grabado. Casi todas son versiones, grandes versiones, eso sí. Y no sé si será necesario aclarar el lugar común de que hicieran “versiones” y no temas propios. Pero señalo dos cositas, como para prevenir al cibernauta poco riguroso; las versiones respondían al voraz y autoritario modo de las empresas que solo pretendían ventas directas, sin el menor riesgo comercial. Luego, lo que funcionaba en EEUU, era lo que funcionaría en otros mercados, así de simple. La originalidad, en consecuencia, vino dada por las reformas en las armonías y en las letras. Porque nada le importaba a las grabadoras en tanto se mantuviera la melodía. Así nacieron versiones realmente superadoras de las originales. Sabelo. Y son estas canciones las que legitimas el garaje punk latinoamericano del sesenta. Padre del rock and roll moderno. Porque el punk es el padre del rock moderno, y el punk es un latinoamericano (Los Saicos), ergo, el rock latinoamericano es el padre del rock moderno. Fijate que de este modo también se puede entender por qué es tan sanguíneo el punk.

El hermoso simple que les comparto, creo que es del ´68, pero puedo estar muy equivocado. El arte de tapa es estereotipo del momento histórico que este humilde blog intenta preservar. Fíjense mis amigos en esos looks mods, en ese farfisa ahí atrás, en el guitarrista y el saxofonista. Puro rock and roll sesentero. Los Rocking Devils tenían la particularidad de tener una vocalista y un vocalista. Tal característica siempre les dio un aire melódico que ellos supieron usar para hacer pop de muy buena factura. Otro dato interesante de Los Rocking Devils es que practicaron varios géneros, entre ellos destaca un muy buen disco psicodélico que sacaron en cuyo interior figura una de las versiones más locas y potentes que he escuchado de Bésame mucho. En este simple hay dos megahitazos del garaje: Caperucita roja y Susie Q. Las versiones son por de más geniales. Escuchen qué inmortales hit garageros, carambolos. El disco para comenzar la primavera y melosearla para empezar la revolución. 

28/8/16

Los Doble R (1966)

Buenas noches mis hermanos del garaje punk. Hoy les traigo otro de los excelentes grupos españoles que me conpartió José. En esta ocasión son Los Doble R, grupo del cual sé bien poco porque casi nada encontré en la red y, como yo no he leído una buena historia del rock español, no conozco mayor data. Con todo, mis chamacos, me gustó lo que escuché y me dije: Wirtis, tenés que compartir esto con los chicos del Garagelatino. Y así estoy haciendo.
No es una locura lo que van a encontrar pero está muy bien lo que tocan estos pibes. En especial me gustó la versión de “Estas botas son para caminar”.

Me doy cuenta de que hay tanto, de que tengo tanto garaje para compartir y subir a este ligar que nunca voy a acabar con garagelatino. Y eso me alegra, es este el principal de mis lugares de expresión. Pero también me presenta un horizonte inabarcable, inconmensurable y uno se siente nada ante la inmensidad misma de la creación. Pero eso no importa, no me quiero poner metafísico. Solo dejarles este disco por acá. Disfruten: Los Doble R. Hasta el mes próximo. 

22/7/16

Los Chero-Kees (1965)

Hola mis cófrades del garage. Habrán notado que Garagelatino se ha transformado en una entrega mensual, así de compleja está la cosa. En realidad, amigos, mi problema es que tengo muchas
actividades. Entre ellas, estoy escribiendo en una revista cultural. Hago notas sobre música en particular y arte en general. Más que nada sobre escritores. Es que tanto juntarme con Pablo Doti se me ha dado por leer. Y escribir también. Mariconadas que pasan por agarrarle el gusto a la poesía. Bueno, la revista en cuestión es PalabrasMacabras. Les dejo los links para que pasen, lean y divulguen. Las ideas como un virus. La escritura como el medio de transmisión.
Ahí también hago una nota mensual. Es así, ahora tengo que trabajar el doble para sostener lo mismo. El Neoliberalismo volvió a la Argentina, esta vez sin patillas pero con ánimo militar. Un bajón. Pero ya lo conté. Mejor charlemos de lo que les voy a compartir hoy: Los Chero-kees, una banda más de la espléndida colección de garaje español que me pasó José. No encontré mucha data de estos pibes, pero eso no importa si vamos a lo concreto: acá están todas sus grabaciones. Hecho que los confirma como una realidad objetiva, más allá de los significantes. Y es que si no caemos en el giro lingüístico. Ya saben, eso de que todo es lenguaje. Pero no como sentido, sino como efecto. Un poco como lo que hago yo en mis entradas. Aunque con mayor pericia. Cuatro canciones componen la ofrenda musical de este mes. Tampoco les sé decir si son versiones u originales. Pero eso tampoco importa porque acá están las grabaciones para que lo averigües. Respecto al género, si tuviera que definirlo, yo diría que es un garaje pop muy sencillo y eficaz. Hermoso como nos gusta a nosotros. Bueno amigos, será hasta otro mes. Los Chero-Kees.    

25/6/16

Els Xocs (1966)

Buenas noches pingüinos amigos, ¿cómo os trata la cruda realidad neoliberal? A mí como el orto. Pero
bueno, me voy acostumbrando. He descubierto un nuevo refugio, por suerte, el oregami. Tal vez por eso es que no me ven tan asiduo como quisieran. Pero a mí nada me importa de eso. Intento colar la desazón que la cotidianidad me brinda. Hay que pasar el invierno. Con todo el afán de difundir artefactos que el tiempo se empeñó en deshacer me trae de nuevo.
He visto caer las certezas, concretar las imposibilidades. He aprendido que el mundo es un vaivén, un carnaval grotesco y solitario. También he aprendido que vivir, en consecuencia, es entregar el alma a la voluntad de crear. Así es que una vez más estoy con ustedes. 
Nada de información pude recabar sobre los Els Xocs. Cuatro trallazos componen su obra completa. Las versiones de Milk Cow blues y Paint in black son geniales, amigos míos. Una de esas bandas que justifica que, después de tantos años, siga por acá compartiendo rock and roll. Se los dejo: ElsXocs.       

6/5/16

Los Speakers - Lucila (1966)

Buenas noches amigos. Hoy no hacen falta las introducciones, creo yo. Por eso voy a ser breve y conciso, solo unas palabras a colación del disco que les traigo: puro punk rock latino. También les voy a dejar algo en el otro blog: http://www.garagelatino.wordpress.com/  
En el Eternauta los extraterrestres invasores no tienen nombre propio. O sí, pero es un pronombre: Ellos. Los Ellos. Así me represento a quienes gobiernan esta Argentina del 2016. Manos invisibles, sedientas de revancha. Indignadas por tanto tiempo de horror. Ahora, de nuevo con el poder, es momento de recuperar los privilegios perdidos. Y el embate ha sido fuerte amigos. Ya sé, sueno muy político. Pido disculpas. No es la intención. Intento defender ideas, no banderas. Pero sucede que mis ideas, los últimos años, han caminado la senda kirchnerista. Soy sincero.   
Para colmo, acá en Mendoza hay un enfrentamiento entre los docentes y el gobierno. El pleito nació a partir de la soberbia evidente y del consiguiente autoritarismo posterior que tuvo el gobierno al imponer por decreto el aumento salarial. Y no sería esto tan terrible si dentro de ese aumento no hubiese incluido el “ítem aula”, un porcentaje del sueldo que se toma del básico y la antigüedad y se paga solo sí el docente ha estado frente al aula durante todo el mes. Tiene, claro, ciertas flexibilizaciones: el docente puede faltar una vez al mes con justificativo y diez al año. Máximo. Si hace paro se le descuenta automáticamente el ítem. A las claras, antidemocrático. En principio, tengo para mí, lo que el gobierno intentó fue separar a los docentes, crear un parangón con la consabida grieta y dividirnos entre los que “iban a trabajar” y los “faltadores seriales”.
El pueblo docente en general se opuso. No pudieron por ese lado.
Luego vino la delación del director general de escuelas, un pseudo escritor – que no he leído, pero el tipo es servil empleado de Vila y CEO del multimedio UNO ¿Cómo puede escribir bien alguien así? – que instó a los padres desde los medios hegemónicos a denunciarnos por “violentar el derecho a la educación de sus hijos”. Un mal bicho este señor, como ven.
Pero eso tampoco funcionó. Al menos no del todo. El corolario y sostén de la lucha fue la intensa campaña que desde los medios provinciales hicieron para establecer en el imaginario de la gente que los docentes somos unos vagos.
Y acá estamos. Enfrentando al gobierno todavía. Yo soy docente, amigos, supongo lo habrán colegido – amén de que lo he dicho, seguro, en estos varios años que lleva el blog – y sino, se los aclaro. La cuestión es que combatí la ley y también perdí. Hice los paros junto a los compañeros. Porque hay que pelear por los derechos, es así. No obstante, los hijos de puta, me descontaron 3000 pesos. Ratas. Por hacer paro. Castigan la protesta social. ¡Única herramienta que tenemos los asalariados para hacernos escuchar! Hijos de puta. Es así. Bueno amigos. Me fui bien a la mierda.
Solo quería contar que estoy agradecido porque en esta vida conocí el arte. Ya sé, soy un cursi. Wirtis, te estás poniendo viejo, me dirán ustedes. Y tal vez así sea (Por lo pronto me he casado).

Lo cierto es que en el arte cobijo todo este dolor de un país que veo derrumbar, de una sociedad que me duele porque la siento retroceder. Por eso acá estoy, peleando como sé pelear yo: difundiendo arte. Les dejo esta perla que no había sido colgada en el blog y merece estarlo. Salud amigos.    

9/4/16

Los Impala - Impala symdrome (1969)

Buenas noches. Hoy les traigo un disco clásico, el Impala Syndrome. Se me hace difícil elegir discos para colgar. Debe ser porque he tenido la cabeza demasiado atornillada a la realidad. Es muy difícil escapar
de lo cotidiano si uno aboca el tiempo libre, ese que se espera como justificativo de la ardua tarea, a procrastinar ¿No? Es así que sin darnos cuenta es imposible evadirse de la realidad.
Desde el posteo de las efemérides hasta un evento programado, todo te remite a ese mundo que está afuera pero que también está acá adentro. Todo el tiempo porque estás conectado siempre.
Si uno no despierta la pesadilla es eterna.
Ya sé, hoy me vine metafísico. No me hagan caso: Reflexiones gastadas de un hombre enojado. Por cierto, el buen Wirtis se trenzó a golpes en la calle el otro día. Así es amigos, iba trotando por el parque San Vicente, algo enardecido porque venía de la marcha contra el ítem aula (y ya lo sabemos: nada como la injusticia y el latrocinio estatal para encender los ánimos rebeldes y contestatarios), y pasó que de repente se me cruzó un auto al paso. Y yo me desboqué. Y el auto se frenó al costado. Y me acerqué, desbocado todavía. Y el tipo se bajó. Era más viejo pero me doblaba en tamaño. Me encajó un trompadón, que vuestro buen amigo no supo esquivar. Acto continuo se me vino encima. Me atropelló, consciente de la diferencia. Me dejé llevar hasta el borde de la sequia. Ahí, salté la zanja y lo hice caer. Me toqué la sangre. La concha de la lora, me cortaste, le dije al gigantón. La reputamadre, pensé para mí, mirá el quilombo choto que generé por andar encendido.
Entonces pensé que hay que frenar a veces. Que disminuir la marcha, incluso detenerla, no es ceder. Es solo frenar para volver arrancar. Con otras pilas, en otro contexto.

Acá les dejo el relato. Se los dejo junto a esta tremenda banda con su alto álbum, el super clásico Impala Symdrome.