17/1/16

VA - Relax, is later than you think

Buenas noches.
Otro año comienza ya y yo todavía me mantengo porfiando en esto de hacer blogs. Ya van siete años. Más
que una carrera universitaria. Más que la educación primaria.
Me gusta pensar que soy un hombre obstinado en sus propósitos.
Este post es el primero del año. Por eso decidí traerles un compilado. No voy a edificar la consabida perorata de “lo especial” del disco. Solo es uno más de los miles de compilados que solía construir en la soledad de mi casa. Ahora ya no es como antes, el sonido se ha adueñado de la casa, el sonido de otra vida fruto de la nuestra. La vida late intensa en estos lares. Aunque afuera ya no haya sol, yo sigo iluminado por el amor.
Con todo, en aquellos días de soledad y despojo, dedicaba muchas tardes a compilar. Cuando me asalta el silencio narrativo busco dispersar la atención. Sé que no es el modo en que debería trabajar. Más bien debería ceñir la cabeza hasta poder apretar un pensamiento. Hay válvulas que actúan siempre haciéndome escollar. Tardíamente, entendí que construir compilados era una de esas válvulas.
Y digo tardíamente porque ya estaba mi niño inundando de amor la casa cuando cavilé esto. Y claro, los tiempos para la diversidad creativa se ciñen más. Pero eso no significa que no se pueda, guarda. No quiero hacer de esto un alegato contra los nacidos, al contrario. Son un combustible mucho más poderoso que cualquier otra cosa. Decía que ya no pude hacer más compilados porque ahora, el tiempo libre lo invierto de forma más productiva.
Pronto no quedará ninguno más que compartir. Pronto, tal vez, acalle mi voz y Wirtis vuelva a ser nadie.    
Pero todavía me quedan un par de cartas más.
Como, por ejemplo, este compilado.
Le hice una tapita de ciencia ficción. Espero les guste.
El ambiente del disco es melancólico, de tempos cabalgantes. También es una antología plurilingüística: las bandas son de variopintos lugares.

Acá lo tienen. Saludos. 

18/12/15

Los Shakers (1965)

Será este mes de fin de año, será este momento de fin de ciclo. No sé qué será. El amor en el aire tal vez,
las drogas en mi sangre; no lo sé la verdad. Pero se me dio por hacer una entrada y compartir un disco con ustedes, desgraciados.  
Hoy les traigo a una banda mucho muy buena, una de esas bandas que estoy sacando de la tremenda colección que me compartieron los bróders de la península Ibérica. La cuestión es que revisando entre esa inmensidad descubrí a estos chicos que se hicieron llamar: Los Shakers. Y claro, de una pensé, son homónimos de los latinos, nuestros hermanos de acá al lado Uruguay. Y me puse a escucharlos. Muy seguro y orgulloso de que nuestros Shakers eran mejores. Porque, después de todo, son más famosos ¿no? Y me sorprendí. Porque si bien los uruguayos son de la concha de la lora, estos españoles practican un garaje de raíz bien bueno.
Asique decidí compartírselos. Les cuento cómo vino la mano con estos chicos. Si bien son, como dije un gran grupo, tuvieron un factor en su vida que los ayudó pero que también los complicó. ¿Y cómo es esto, Miguel? Escucho que se preguntan amontonados al ver que, al fin, hay una nueva entrada en Garagelatino. Y yo les explico: Estos pibes eran hijos y sobrinos del cineasta José Luis Sáenz de Heredia. Yo no lo conozco pero investigando para hacer la entrada, parece que el tipo era muy famoso allá en España. La cosa es que claro, como era un tipo ligado a las grandes ligas del arte y, además, con un buen pasar, Los Shakers tuvieron fácil acceso a ciertos lugares que les permitieron una exposición importante. De hecho salieron en dos películas y tocaron con grupos famosos de la época. No obstante – y tal vez se pueda hacer un parangón con el grupo argentino Illya Kuriaky and The Valderramas (la primer época, después me parece muy feo lo que hacen) – tenían genuino talento, es decir, la rockeaban en forma. De hecho, para que vuestras bellas mentes se expandan y lo confirmen, les he traído este, su primer simple.
Ahora bien, a mí me interesa tocar este tema del “éxito”. Porque si bien es cierto que tener un link en el ambiente ayuda mucho, no es eso solo lo que basta. Pensemos, se me ocurre, en el hijo de Charly García. Grabó un disco que yo sepa, un disco que pasó sin pena ni gloria y que, habiéndolo escuchado, pienso que se lo merece. Muy poco inspirado y nada de nada suena con corazón. También se me ocurre en los hijos opas de Palito Ortega. Bah, al menos en el que hacía música (el que hace cine también me parece un choto, además de un oportunista que, teniendo recursos solo apuesta por lo fácil) que se las tiraba de inspirado: ¿Qué fue de ese chico? Ni idea. Pero no está en el mainstream, o mejor, si está, pero solo por ser hijo de Palito. Lo mismo se me ocurre con el zapallo de Cristian Castro o el hijo de Iglesias.
Con todo esto quiero decir que no basta tener contactos, aunque sí, claro, ayuda mucho. Pero hay que tener la veta artística o ser un buen poser que sepa mantenerse ahí, donde se hace el ruido.
Por otro lado, al contrapartida, es que siempre te van a criticar. Eso fue lo que le pasó a los chicos de Los Shakers. No importaba cuán buenos fueran, siempre eran los hijos y sobrinos de…
No es que me parezca especialmente importante estar ahí, pero creo que si querés transitar por las grandes ligas tenés que pagar un precio y si no sos capaz de abonar como se requiere, simplemente desaparecés. Hay miles como vos. Eso sí, ser el hijo de… te posibilita, al menos, mirarla de cerca.

Bueno, me voy. Pero acá les dejo, para vuestro placer, a Los Shakers.    

18/11/15

Simón + 4 (1966)

Anoche fui a un acto militante. Sí amigos. Porque acá en mi país, la próxima semana elegimos presidente.
Está muy clara la cosa: son dos modelos opuestos. Yo voto el proyecto nacional y popular. Obvio papá, garagelatino es del pueblo. El otro proyecto amenaza funesto pero también probable ganador. Así, la militancia de las bases ha emprendido una valiente gesta de apoyo al candidato popular Daniel Scioli.
Dentro de este marco fue que concurrí al festival Amor Sí. Fui con mi bróder Pablo Doti. El leyó un poema en el escenario. Copado porque pude andar por el backstage del festival. Buena onda. Buena gente. La cuestión es que más pronto que tarde me aburrí de andar con mi cuate Doti porque él se la pasó pavoneándose con otros poetas. Así fue que decidí caminar los alrededores del festival. Había un montón de gente. Gente linda, militante. Al poco de salir vi frente al escenario una morocha que partía la tierra. Hacía tiempo que una mujer no me quebraba tanto los sentidos. La relojeé un rato. Y me quiero excusar, no soy un tipo de andar mirando todos los culos y todas las tetas. Digo, no soy un pajero empedernido. Pero si una chica me llama la atención, por cualquier característica que tenga, yo me entrego entero al deleite de mirotear. Y así, haciéndome el choto la scaneo cuanto puedo.
Esta morocha era una cosa de no creer. Confieso que las morochas son mi debilidad. Cualquier chica de tez bruñida tiene las de ganar conmigo. Sí, ya sé, me fui a la mierda develando esta intimidad. Disculpen hermanos, pero necesito expurgar el comienzo de esta historia porque fue peronista. La morocha me volteó de solo mirarla de atrás. Iba a avanzar pero cavilé: Con alguien, seguro, debía estar. Y así fue. Por suerte sus amigos eran pareja. Se dedicaban bastante tiempo el uno al otro y la morocha, tan linda, se quedaba un poco ahíal costado. Esta es la mía, Miguel, pensé. Me acerqué, chamuyé un ratito del espectro político si este proyecto no continúa, la morocha opinó con reflexión y mirada personal. Qué linda chica, pensé yo.  Sé que ayudó mucho el graffiti de la Cristina que me grafiteé en mi remera naranja lo que me permitió empezar a chamuyar. La invité a comer un chori con un vaso de vino. La noche se me fue agitada y rápida. Cuando empezamos a tomar vino nos trenzamos de las manos a y al poco de las bocas.  
Libre y desprejuiciada, como son las chicas que no temen experimentar ni conocer, la morocha me hizo el amor como hacía tanto tiempo no lo sentía.

Ahora mismo, mientras escribo esta entrada ella está a mi lado, entangada con una bombacha del FPLV. Creo que estoy enamorado amigos. Eso les quería contar. Les dejo el disco genial que una vez, tiempo atrás, me compartió el gran Gustavo Zamora. Disco de mucha guitarra, instrumental con aire surf y western épico. Como el que estamos viviendo en estas jornadas de elecciones por acá en Argentina. Igual la morocha y yo,  no tenemos miedo. Esperamos juntos. Dispuestos a darle una oportunidad al amor. Tomen: Simón + 4.
Por otro lado amigos, se me han juntado un montón de comentarios. Perdón si no he respondido. Respecto a llink del disco anterior, es verdad, me lo olvidé. El problema es que ese compilado, que hice por purascuestiones didácticas como les conté; lo borré sin subirlo a la red. Disculpas. Quedará como un nombre sin alma en este inmenso compendio de garage punk que es garagelatino. Saludos!

4/10/15

VA - Panorama wirtiano del garaje punk latinoamericano del sesenta.

Buenas noches estimados amigos del garaje. Hoy no les traigo nada novedoso, al menos para los habitués de los sonidos trogloditas que frecuentan este espacio. Pero es que hoy vengo con tonos catedráticos  e
iluminados. Les he preparado una clase magistral de “Garage Punk Latinoamericano del 60”. Para la actividad preparé  una antología de canciones que, desde mi punto de vista, constituyen una caracterización del movimiento. Obvio que no están todas las canciones, obvio que podemos discutir si algunas de las que están lo merecen. Porque, es verdad, la elección es una subjetividad mía. Pero bueno, para eso soy el amo y señor de este blog. Aclarados los pormenores, les cuento los parámetros que determinaron mi elección:
1º, canciones en castellano. Y no porque sea este el idioma predominante, gran cantidad se grabó en inglés. Pero estoy interesado en que escuchen bien el mensaje. No es que vamos a encontrar líricas excepcionales pero sí muy buenas. Además hay que tener presente que aún no llegábamos a ese momento en que el rock tomó conciencia de sí mismo como movimiento de ruptura y oposición respecto a las generaciones anteriores. En los sesentas todo era diversión, en apariencia. Lo cierto es que hay muchas canciones que atestiguan intensión contestaría que acercan al garaje punk a la frontera con un movimiento ideológico social. Acá he incluido algunos ejemplos de letras desafiantes.   
El 2º fue que las canciones no tuvieran fuzz. De este modo intenté mostrar el lado más visceral del movimiento.
Las canciones y las bandas.
Demoler de Los Saicos porque es necesariamente ineludible, es el cimiento de lo que se conoce como garaje punk. Uno de los motivos del revisionismo histórico en esta época fue el redescubrimiento de Los Saicos. Próceres del garaje mundial.
Los 4 Planetas, porque son de Mendoza, porque repercutieron en el país y grabaron piezas por demás bien ejecutadas. Muy crudas y siempre en clave surf. El link contemporáneo son Los Yetis con Jeans.
Ven que estoy hirviendo, versión de Los Iracundos. Bueno, otro antológico del garaje. Un punketazo que da por el piso con la imagen que tenés de ellos y reflexionás: Iracundos con ese sufijo que significa duración, intensidad. Son los que tienen la ira, son un grupo de rock. El garaje punk tiene una diferencia fundamental con el punk tradicional: el sonido. Este material fue grabado bajo condiciones tecnológicamente hablando inferiores a los que se hizo en el setenta. Tal cualidad, para algunos es un obstáculo, para otros un placer. Quienes gustamos de estos
sonidos trogloditas y cavernarios somos gente que gusta de lo sucio y despojado. La otra canción que hay en el compilado de Los Iracundos es Amame, clasicote del garaje punk grabado en vivo en no sé qué show pero sí que reúne muchas de las características del género: una guitarra desenfrenada, un ritmo cuadrado, de cuatro en cuatro, una voz cruda y lo que define por completo a este género: la desfachatez  juvenil. Porque este es un género, por excelencia, adolescente. Como nos dijeron que fue el grunge. Aunque, y gracias por eso, los chicos que tocaban grunge eran diez años mayores a los que tocaban garaje punk.
Después aparecen Os Bubbles y ese punketazo jip en que transformaron el Break it all de Los Shakers. Brasil tiene una historia abultada de rock. Junto a México y Perú son los países más importantes.
Sandro & Los de Fuego y una de las pocas canciones polenta que grabó nuestro querido Sandro.
Los Ovnis. Tremenda banda mejicana que tiene un más que merecido lugar en esta historia. Grabaron cinco discos con versiones y uno final, el más ácido y lisérgico, de canciones propias. Las “versiones”, este género
está plagado de versiones. Para algunos, eso es bueno y para otros no. Los amigos del garaje punk creemos que es genial. Porque testimonian un contexto en donde, para a grabar era condición versionar. Pero a las discográficas solo se cercioraban de que hubiera, dentro del material a grabar, hits vendibles, es decir hits foráneos. Era productos ya comprobadas. Por eso lo único que les importaba a los mercaderes era que se mantuviera la melodía. Lo demás era libre albedrío de la banda. Así nacieron versiones infinitas. Algunas serias, otras desfachatadas. Y Los Ovnis fueron expertos en versionar.
Los Shains, una banda peruana que tuvo la misma virtud que Los Ovnis: hacer versiones salvajes y potentes.
Los Jockers provienen de Chile. Fue una de las bandas más crudas de la escena rockera del vecino país.
La actitud y el sonido que buscaban los semejaron mucho a The Rolling Stones. No obstante, tenían vuelo propio. Esta canción es un claro ejemplo. El riff pesado y machacante está buenísimo.
Sonia es una chica española. Grabó principalmente bubblegum. Aunque por ahí se le escaparon algunos trallazos garageros como esta canción. La letra dice “Inventé a un señor que dice que me haría millonaria si de su detergente yo vendía cien envoltorios. Le dije: Hey, tú ¡vete de aquí!”. Algo parecido es el caso de la canción de Palito Ortega, Amanecer sin ti. Temazo que quedó punketero a pesar e Palito. Opuesto, en este sentido, es el caso de Tanguito & Los Dukes: una banda que intenta una propuesta más comercial, con punch y gancho y lo que le sale es un punk de tono festivo. Una joya.
También están Los Sleepers, con esa inmensa canción que es Zombie. Adelantan el sonido de The Cramps. Ni más ni menos.
Los Yorks otra banda que se especializó en hacer covers excelentes. Acá versionando a The Animals y, según la humilde opinión de un servidor; muchísimo mejor que la original.    
Roberto Carlos. El equivalente brasilero a nuestro Sandro. Aunque a mí me gusta más Roberto Carlos. Tiene mucha polenta para cantar. Esta canción atestigua.
Finalmente Los Corvets una banda ecuatoriana  que versionó a Los Gatos y otros grupos latinos. Acá con una tremenda adaptación de The Seeds. Otro cover que supera, según mi opinión, claro; al original.

Bueno, acá está, espero haber sido gráfico e ilustrativo. 
Antes de irme le mando super abrazo al coterráneo Paco Camorra  que me compartió un par de discos de Los Matemáticos

15/9/15

Los 4 Planetas - Planetomanía (1964)

Hoy les traigo una banda importantísima de mi provincia. Una banda que fue de las pioneras en gestar el garaje rock y surf: Los Cuatro Planetas. Estos chicos estuvieron activos solo tres años, del 63 al 66. En esa
escueta carrera alcanzaron a grabar para Microfón y compartir dos discos con el legendario Horacio Malvichinno, guitarrista de Piazzola oficialmente, violero de surf y garaje punk en los ratos libres junto a The Strangers. Pero bueno, no es de él de quien quiero hablar sino de Los Cuatro Planetas.
Los Cuatro Planetas, pese a haber nacido en una provincia como Mendoza, donde lo que predomina es la montaña al suroeste y el desierto al noresete – es decir mucha, pero mucha tierra en un paraje desolado que más bien remite a Comala que a California – se dedicaron al surf. Idea alocada o, mejor, descontextualizada. Sin embargo no es tan así. Y les voy a explicar el porqué.
Si bien se identifica a la música surf con las olas, el viento y el sucundún no es una expresión consecuente de este contexto. Es decir, que haya nacido cerca del mar y que se la haya nombrado como “surf” fue una arbitrariedad que se debió a factores meramente azarosos. Es así que acá Los 4 Planetas pudieron reproducir a la perfección ese género. Tanto es así que se los llegó a comparar con The Ventures. Y eso no es poca cosa amigos, recuerden que The Ventures fueron los máximos exponentes del género. Tal vez alguno de ustedes diga: “¿Pero y The Beach Boys, Miguel?” Y yo les contesto que ellos fueron los que mayor popularidad alcanzaron, no los que mejor interpretaron el género. Además The Beach Boys pronto evolucionó a otras mixturas lejanas al surf. The Ventures, al igual que acá Los 4 Planetas, perfeccionaron el género.
Los 4 Planetas no grabaron álbunes con voces, solo en un homenaje a Nicolino Locche (tremendo boxeador de acá de Mendoza) solo hicieron música instrumental. Este aspecto también es muy interesante de revisar porque nos habla de otra manera de escuchar que, con el tiempo, se fue perdiendo. Hoy por hoy, tener una banda instrumental es casi un suicidio. Y, seguro, no es un pase a sonar en el mainstream.

Respecto a Los 4 Planetas y el surf: después de ellos tuvieron que pasar varios años para que alguien volviera a animarse a tocar surf en la triste Mendoza. No fue hasta bien entrado este milenio que aparecieron esos magníficos muchachos que son Los Yetis con Jeans y así, despreocupados pero con actitud y polenta, levantaron la posta de Los 4 Planetas y devolvieron el surf a la provincia. Pero esa es otra historia. Ahora les dejo este disco de Los 4 Planetas para que escuchen qué bien tocaban. Los 4 Planetas – Planetomanía. 

17/8/15

Los Grillos - Un poco de paz (1969)

Dicen que cuando uno tiene un hijo todo alrededor cambia. Que las cosas ya no vuelven a ser las mismas, que se mira la vida desde otro ángulo, con otra mirada. Dicen que cuando nace un hijo uno debe asentar la cabeza, debe formalizar su relación con la sociedad y establecerse de una buena vez en un lugar. Dicen que
cuando nace un hijo todos los sacrificios son pocos si es por él. Dicen que cuando uno tiene un hijo el tiempo se acorta, los días se hinchan y la espalda se dobla. Dicen que cuando se tiene un hijo ya no se puede volver a existir en otra condición.
Yo no sé si todo eso es verdad, yo no sé hasta donde las habladurías del viento se detienen a gobernar nuestra triste ciudad. Y no lo sé porque trato de escapar. No solo inventando mundos opresivos y patéticos, sino con sonidos del pasado, con sonidos olvidados por el tiempo. Negados de la realidad. Porque no sé si ustedes lo piensan pero esta música que nosotros escuchamos acá es un pasado que fue. Es decir, muchos de los parámetros que dominaban aquellas épocas desaparecieron. Luego, lo que una vez fue normal, hoy se escucha extraño y ajeno. En el garaje punk, tengo para mí, solo es el sonido lo que aleja al oyente moderno. El garaje punk, con mejor sonido, es fresco y divertido. No así el heavy metal. Porque no sé si se han fijado pero este género es eternamente antiguo. Y no por el sonido, sino por lo conservador y cerrado. Causa de la sensación que existe entre estos muchachos de creerse de una Elite de músicos solo comparables con los compositores clásicos. Unos giles. Por suerte las subramas del heavy, casi todos niños bastardos del punk, han logrado salir de ese lugar conservador.
Bueno amigos, buenas noches, luego de los prolegómenos les presento el disco que les dejo este mes: Los Grillos. Y con este completo lo que tengo de ellos. Si alguno tiene más, comparta.

No lo había subido antes porque la tapa me parece horrible y como concibo este lugar – ya lo he dicho
mucho  - como un espacio, amén de cultural, estético; me había negado a hacerlo. Pero tenía ganas de hacer el post del mes, tenía necesidad de hablar con los cuates del garaje y debía elegir algo para venir. Mirando recordé haber grabado en mi carpeta de discos para subir ete álbum y me dije: dale Miguel, si a nadie le importa si quedás atrás o te vas. Solo están hambrientos por tu post de garaje y lo subí. Acá se los dejo, entonces, con esta tapa fea, deslucida y poco inteligente desde mi punto de vista. Una lástima porque las demás tapas de estos chicos quedan en la antología de las mejores carátulas de garaje latinoamericano. Pero bueno, es un muy buen disco y, ya lo sabemos, no debemos juzgar un libro por su tapa o un disco por su carátula. Aunque, tengo para mí, debieran ser un todo. Acá están Los Grillos. Y los pedidos que tengo pendientes – si mal no recuerdo solo el de Gustavo Zamora me interesa saldar porque es un cófrade que siempre comparte – me van a tener que esperar un poco más. Mis tiempos están escuetos y me cuesta escatimar algo para emprender tamaña labor. Saludos! 

13/7/15

Los Donkeys - Vol II (1968)

Buenas noches amigos. Hoy les traigo a Los Donkeys. Una más de las bandas de la excelente serie Boliviana que un día, allá atrás y hace tanto, compartió con nosotros un joven Wilmer Skepis.
Son varios los discos que aún me quedan sin publicar de esa colección. Y más son los que me quedan sin compartir de la serie de Rock Español que compartió el capo de José Kortozirkuito. Amén de la multitud de discos que espera disipado en las pilas de DVDs al pie de mi escritorio.
Con todo, y sin ánimos fatalistas, no hay Garagelatino para siempre. Su tiempo se constriñe exclusivamente a mis ánimos o, en el peor de los casos, a mi propio ciclo biológico (Garagelatino es Wirtis). Por eso aprovechen lo que hay, no exijan ni demanden resubidas de links. Excepto que seas administrador de otro blog, excepto que seas un melómano buena onda que comparte sin más. Ahí sí, pedí porque te lo subo. Pero si no, no amigos.
Me fui bien lejos de donde quería estar. Disculpas. Solo quería puntualizar lo de siempre: este es un lugar hecho con cariño, más sin lucro. Es un pasatiempo, lo hago por amor, no por obligación. Resubir discos implica investigar las infinitas pilas de DVDs que surcan el escritorio. Una labor que se me antoja demasiado ardua.
Bueno, contaba que este disco es un Ep boliviano. Del mítico 1968. Los Donkeys estaba compuesto por cinco elementos del conurbano medio pelo. Una curiosidad simpática: cantan en español y portugués. Otra, hacen una versión del trallazo punk y gamberro que tantas alegrías nos ha dado a los fervientes del garaje punk latino: Ven que estoy hirviendo. Acá, en portugués. Dos covers más: Dulcemente y Luis XV. Sueño Juvenil, en cambio es una composición propia.

Los Donkeys todavía siguen activos. Tienen su lugar en el Facebook y suenan muy bien. Acá les dejo este Ep para que escuchen. Visiten su página, váyanse a verlos, compren sus discos, difundan el arte.   

17/5/15

César y sus Senadores - Simple (1964)

Hoy les traigo un simple que constituye toda la discografía de esta ignota y oscura banda que les comparto hoy: César & sus Senadores. Quiso el tiempo que estos muchachos perduraran más allá de la brevedad de su existencia. Por eso posibilitó esta cinta.
Quiso también que Lomas le pasara a José Kortozircuito y que él a mí. Y yo a ustedes. Pero en pedazos, carneado. Porque sepan que soy argentino. Y acá agarramos a los bichos y los seccionamos en muchas partes. Cortes le decimos. Y es para hacer asado. Símbolo gastronómico por excelencia del ser nacional. Y yo no soy un tipo nacionalista. Pero me doy cuenta que hay aspectos de mi cultura que disfruto mucho. Como comer asado. Aunque sé que sufren mucho las vaquitas cuando las matan. Pero en vez de oponerme férreo en mis convicciones distraigo el pensamiento. O lo atiborro de placeres mundanos. Así lo anestesio. Así me anestesio. Lo sé.
Y sin embargo doy pelea por otro lado: soy obsesivo del cuidado del agua (no activista que es mucho compromiso  para el tiempo libre y ya lo tengo comprometido con mi familia y el arte). No pocas veces le he pegado a los vecinos porque estaban regando la vereda. O peor, la calle.
Virtudes y miserias. Dones y defectos. Eso somos según yo entiendo amigos. Y por qué estas palabras de honda reflexión se estarán preguntando amigos. Y yo les cuento: hoy he sido víctima de uno de mis peores defectos, la soberbia. Sí amigos, vuestro servidor, vuestro amigable blogger Wirtis es soberbio.
Las cosas se dieron así. Estaba yo saliendo de la casa de una chica que conocí anoche, marcha atrás, para  tomar el camino a comer el asado del Domingo con la familia. Cuando subí al auto noté que me habían wasapeado los vagos. Como siempre me olvido si no lo reviso de inmediato; me puse a ver qué querían. El auto ya estaba en marcha. Súbito, mientras mi mirada reconstruía significados de lo que ahí, en la pantalla decía, sentí un topetón de atrás. Ágil levanté la mirada y vi que atrás mío, un tipo estaba metiendo el auto de en el puente. Arrullándome a mí en su torpe locomoción. Muy airoso me bajé a ver qué le pasaba a ese ser. Y fue ahí que entendí lo torpe que había sido: en mi distracción por mirar el celular había dejado en punto muerto el auto que, por física, se había desplazado hacia atrás tocando a un auto que estaba en un puente. Y ahí temí: ¡no! Cerré la puerta del auto con la llave adentro…! Y sí, eso había hecho. Y el cierre centralizado (maldita paranoia capitalista), había hecho el resto. Vencido, evidenciado en mi estupidez tuve que llamarla a Emma y pedirle su angelical auxilio. Y así fue, al rato llegó con su papá y me asistieron con la llave de repuesto que tenemos en casa.

Bien amigos, he ahí mi historia perdedora de hoy. También queda acá esta belleza para que vuestros oídos se solacen en el crudo garaje. César y sus Senadores.    

3/4/15

Los Búhos - Así eran los Búhos (1964)

Hoy cuento con la inefable colaboración de un amigo. Los dejo con él: 
Formación Original Juan Agustin Merlo: Primer guitarra y voz
Augusto Cesar Merlo: Segunda guitarra y armónica
Jorge Rodríguez: bajo
Jorge Tacconi: batería.
La historia de Los Búhos empieza en 1959, cuando un grupo llamado Los Panter se juntaban a ensallar y, sin saberlo, empezaron a hacer  música beat. Los Panter luego mutaron a Los Morgan, nombre que se cambiarían en 1963 al de Los Búhos. Con Los Búhos, empieza otra historia; la historia del éxito.
El éxito para Los Búhos comienza a finales de 1963, cuando estos cuatro jóvenes empiezan a hacer sus actuaciones en clubes de barrio y son descubiertos, gracias a un tío de los hermanos Merlo, por el productor de la CBS Jacko Zeller, que tenía en mente inventar a Los Beatles argentinos antes de que algún avispado productor musical  le ganase de mano, es por eso que Los Búhos caen en el momento justo para este productor. Para ese entonces Los Beatles no eran conocidos en Argentina, ni siquiera el mismo grupo conocía la obra de Los Beatles, es por eso que Los Búhos se internan todas las noches en los estudios de la CBS para grabar algunos covers, entre ellos de Los Beatles como "Por Favor Yo" y "Todo Mi Cariño" -todas estas canciones traducidas al castellano por Ben Molar- También temas como "Everybody" de Tommy Roe, formaban parte del nuevo repertorio del grupo. Mientras esto sucedía, a Los Búhos les empezaron a llover actuaciones en televisión en el programa de Pipo Mancera "Sábados Circulares" -que ya eran un número fijo en dicho programa-  y también en "La Escala Musical" de Jorge Beillard, no sólo actuaciones en TV sino también actuaciones en vivo. Para 1964, Los Búhos era uno de los grupos de música beat en la Argentina mas consagrados gracias al éxito de sus presentaciones en TV y sus actuaciones en vivo, que ayudó a la fama de la banda de los hermanos Merlo. Además de todo esto, Los Búhos también fueron teloneros de un conjunto estadounidense  llamado "The American Beetles" que vinieron a la argentina a actuar en el canal 9 de Alejandro Romay y éste aprovechándose de la poca información de los cuatro de liverpool, los presentó como "Los Bitles".
Para 1964, sale el primer disco de la banda, fruto de esas largas sesiones nocturnas que quedaron plasmada en ese primer trabajo discográfico que no sería el único; en 1965 sale su segundo disco titulado "Así son Los Búhos" también con covers en castellano y, a pesar de que componían, nunca llegaron a grabar un tema propio.
Para 1968, la agrupación se separa, dejando varios simples editados y dos discos, cabe destacar que para esta última etapa del conjunto, la formación sufre un cambio ya que, entra José Duran en el bajo en lugar de Jorge Rodriguez y Edward Green en batería en lugar de Jorge "Rango" Tacconi.

Por: Juan Manuel Sáez

29/3/15

Litto Nebbia (1969)

Buenas noches amigos. Se está cerrando el mes de Marzo y no quería que fuera sin la debida entrada del blog. Hoy les traigo a un músico fundamental del rock secular: Litto Nebbia. Un personaje que yo admiro
mucho. Un artista que ha construido con dignidad y voluntad un lugar propio dentro del rock vernáculo.
Yo no estoy en el mundo de la música. Pero tengo conocidos que sí. Por eso la interpretación que voy a hacer puede carecer de la solvencia necesaria para ser legitimada. No obstante, como esto lo hago yo, por y para mí (no por egocentrismo sino porque es un lugar de expresión y nada más), voy a compartirla.
La música, como el arte en general, tiene un costado perverso pero necesario: la circulación. Necesario porque la obra se completa en la recepción. Perverso porque esto implica, de acuerdos a las leyes que gobiernan la economía de nuestro mundo, la comercialización. De acuerdo a lo que es más fácil de comercializar se establecen los estándares de producción. Es decir, lo que más se consume, es lo que más se produce. Hay otro factor que entra en juego y que es importante señalar: si el producto a producir implica menor costo (entiendo en la música como costo el esfuerzo que implica componer[1]), tanto mejor. Yo creo que la industria de la música ha sabido conjugar estos factores muy bien porque se dedica a producir productos simples que vende a granel. No descalifico a las personas que escuchan música. No todo el mundo es melómano. Pero yo creo que la industria musical, de la mano con la industria mediática; establece – mediante la repetición y saturación – lo que se escucha. Y por supuesto, difunden productos simples, sencillos, que pueden ser reproducidos y asimilados rápido. Todo esto no sería tan tremendo si no existieran artistas que, de modo servil, acomodan su propuesta a los parámetros y modos que la industria impone para acceder a un lugar de poder. Hablando mal y pronto, sería para “pegarla”.   
Con todo, hay otros, sin duda iluminados o, cuando menos, gente talentosa y voluntariosa (el talento no alcanza) que accede al mercado. Son tipos que, en general, aparecen con una propuesta que renueva el panorama musical secular.  Un caso así, entiendo yo, es Litto Nebbia. No obstante, muchos de esos innovadores suelen ser fagositados más temprano que tarde, por el mercado que los transformas en ciervos al servicio de su interés. Cómo. Propiciándoles inverosímiles dividendos en tanto y en cuanto generen un producto consumible. Claro, si intentan cambiar, todo bien, pero si los números no acompañan, olvidate. Es el ostracismo el que te darán. Casos así, entiendo yo, son los de la mayoría de bandas de la escena comercial. Que les pase esto es lógico porque muchos de estos artistas son talentosos pero no geniales. Eso le pasa a unos pocos[2]. Otros, en cambio, logran instalarse y mantenerse. Este es el caso de Nebbia. Aunque él no se condice con ningún otro músico de la escena nacional porque ha demostrado, a lo largo de una impresionante trayectoria de más de 40 años, que es un artista polifacético y sensible capaz de interpretar y reformular cualquier género. Además lo hace desde las sombras, al margen absoluto del mercado convencional, grabando en su estudio como quiere y a quien quiere (porque es ese otro inmenso mérito: producir infinidad de bandas, de todos los géneros, de cualquier palo) nos encontramos con un caso único dentro de la escena nacional.
Luego, Litto Nebbia es un músico que no fue fagositado por el mercado de la música, sino que se valió de él para construir una carrera sólida y digna caracterizada por lo que muchos artistas pregonan y ninguno tiene: la libertad. Entonces, uno, no puede más que admirarlo y respetarlo.
Con todo, y para terminar de justificar mi admiración por este señor, les cuento que él y su amable e inteligente esposa, me han escrito y me han felicitado por el blog. Y yo, por supuesto, no pude más que flashear y decir: ¡Qué gente más copada, tomarse el tiempo para decirle a un anónimo: dale, vas bien! La verdad que es admirable. Son admirables. Y, para finalizar y porque para muestra vale un disco, les dejo esta impresionante obra de fines de los sesentas: Litto Nebbia.

[1] No me quiero ir al carajo, pero estoy seguro que componer es un ejercicio de voluntad. No existe tales como la inspiración divina y repentina que nos “toma” de repente Si querés crear, tenés que sentar el culo y pensar.
[2] No te deprimás si no tenés talento, no es tu culpa. Es puro puto azar. A mí tampoco me tocó. 

19/2/15

Entrevista a Papi Castrillón.

Hola mis estimados amigos del garaje. Hoy les traigo algo distinto, hoy les propongo otro juego. Uno que ya les propuse en otra ocasión. Años atrás cuando el fulgor deslumbraba. Pero ahora son otros los aires. Pero todo eso no importa, solo es ripio que introduce el tema. Lo que importa es que hoy les traigo una entrevista a uno de los dinosaurios más respetados del mundo del garaje: el señor Papi Castrillón, mega mostro del garaje y más super mostro por la buena onda con que contestó mis preguntas.  Antes de seguir adelante, debo decir que fue gracias a esa linda persona que supo ser nuestra primera – porque, gracias al cielo, hay más – chica yeyé, Tessa, del blog Cosas mías que me contacté con Papi. Ella, muchacha afable y querible si las hay, es amiga de Papi y me dijo: contactalo, es super buena onda. Y así lo hice. Bueno, no mucho más que decir. Solo que soy un pésimo entrevistador, si me leyeran mis conocidos me endilgarían muchos desaciertos, pero bueno, se hace lo que se puede amigos. Acá se las dejo.  
¿A qué se dedica actualmente?
A ESCRIBIR POEMAS, PERO RIMACHI QUE LOS IBA A PUBLICAR, CREO QUE SE ARREPINTIÓ.
¿Qué lugar tiene la música en su vida? ¿Qué lugar tienen Los Saicos en su vida?
DIRÍA QUE ES LA GUÍA MI FUTURO, SIEMPRE ME ACOMPAÑA Y EL LUGAR DE LOS SAICOS ES  COMO ESTAR EN UNA ESCUELA DE 16 HORAS ME HA ENSEÑADO EN MUCHOS ASPECTOS A MOLDEAR MI CARÁCTER.
Sabemos que todavía cantás pero, y el bajo ¿lo tocás? ¿Qué relación tiene con él?
ES MÁS NOSTÁLGICO, UN POCO ESPIRITUAL  A VECES, PORQUE POR MEDIO DE ÉL  - AUNQUE AHORA NO LO TOCO MUCHO -  ME HA MOSTRADO LA PROFUNDIDAD QUE TIENE LA MÚSICA Y ME HACE QUE PUEDA NAVEGAR EN ELLA Y CANTAR ME ES NATURAL.  NACÍ CON ELLO.
¿Qué músicos y qué géneros musicales te gustan más?
CUALQUIER GÉNERO, SIEMPRE SE ENCUENTRA O ESTÁ ALLÍ PARA CONECTARSE CON LOS SENTIMIENTOS, DE ACUERDO AL ÁNIMO, COMO SIEMPRE ESTÁ VARIANDO, A VECES NO SE PUEDE OBLIGAR AL GUSTO Y HAY QUE DEJARLO IR  PARA SEGUIRLO.
MI MÚSICO DE PREFERENCIA ES AQUEL, QUE NO NECESITO CONOCERLO Y SU MÚSICA ME SORPRENDE, HAY TANTA MÚSICA.  SOY UN ÁVIDO, CONSTANTE ESCUCHADOR, QUE SIN DARME CUENTA ESTOY TARAREANDOLA, ESA SON LAS QUE MÁS ME GUSTAN
¿Qué bandas de la época de Los Saicos te gustaban? ¿Por qué?
LOS SHAINS, LOS DOLTONS, PARA MÍ TODOS ERAN BUENOS, SOLO ME PREGUNTABA A VECES, CÓMO SERÁN SUS PROPIAS CANCIONES, PERO ESCUCHAR A CUALQUIER BANDA EN ESA ÉPOCA ERA UN LUJO, SENTIR  LAS CANCIONES, ERA UN MOMENTO MÁGICO, RECIÉN SE ABRÍA EL ROCK EN VIVO ENTRE NOSOTROS.
¿Cuál era la sensación de tocar en vivo en aquella época y cuál en estos días?
PARA NOSOTROS ES MUY SIMILAR, SIEMPRE TENEMOS EL MISMO PROBLEMA QUE TODO EL MUNDO GRITA Y NO NOS ESCUCHAMOS, SI ESTAMOS EN FA O EN MI, TOTAL A NADIE LE IMPORTA, SOLO, QUE SIGA LA FIESTA.
¿Cómo convive con la “leyenda” de Los Saicos?
HASTA AHORA NO ME ENTIENDO, POR UN LADO QUIERO SER RESPONSABLE DE UNA FAMILIA Y POR EL OTRO EL MUNDO MÁGICO DE NUESTRA MÚSICA QUE LLEGA A LUGARES QUE NUNCA PENSÉ.
Y ME COMPARTEN SUS HISTORIAS CON NUESTRAS CANCIONES QUE TENGO QUE TRATAR DE SER INTELIGENTE PARA ENTENDER QUE UNA SOLA CANCIÓN NUESTRA PUEDA TENER TANTAS  VIDAS DIFERENTES Y DE SEGUIR CON LOS PIES EN EL SUELO.
¿Además de Los Saicos, estás en algún otro proyecto artístico actualmente?
GRABAR SOLO , CON BANDAS DE LIMA Y MIS POEMAS QUE AMO , POR DESCUBRIR UN MUNDO NUEVO DE TANTAS SORPRESAS QUE TIENE EL LENGUAJE , ES INCREÍBLE Y ES LO QUE ME ALUCINA AHORA , TAN IGUAL COMO ESTAR SOLO YO VIENDO EL CUERPO DESNUDO DE UNA BELLA MUJER.
¿Qué consejo les daría a los jóvenes músicos que están empezando el camino?
QUE SI LA OPORTUNIDAD SE LES PRESENTA Y NO ESTÁN PREPARADOS NUNCA SE ENTERARÁN QUE LA TUVIERON Y SE LES PASÓ Y QUE SEAN  CREADORES BUSCANDO SU PROPIA IDENTIDAD.
UN ABRAZO Y LE DESO SUERTE A TU CURIOSIDAD.

NOS HABLAMOS, UN ABRAZO.

21/1/15

Los Buitres - Ep (1965)

Buenas noches amigos. Vuelvo por primera vez en este año. Les traigo otra banda española. Esta vez se trata de Los Buitres. Oscura, y under como a ustedes les gusta. Grabaron este Ep. Para no desentonar con
la época consta de dos composiciones propias y dos versiones. Según los especialistas lo más interesante son los temas propios. A mí me parecieron bien los cuatro. Nunca había escuchado a Los Buitres y la verdad que suenan muy bien.  
 Investigando para este post me enteré que estos chabales son los autores del hit garagero “ritmo y movimiento”. Dirán ustedes, pero qué ignorante Wirtis. Y tal vez así lo sea. La cuestión es que estos chicos se inscriben en la historia del garaje punk con todos los galardones: Sonido visceral y un Ep para historiar (o delirar ucronías). Muy bueno. Otra perla más en el tremendo baúl que compartieron los amigos de la comunidad internacional de bloggeros. Otra perla más en el querido Garagelatino.  
No sé cuándo (y menos qué) va a ser el próximo post. Tal vez un día como este, que me siento neurótico y perseguido. Un día como este que me siento acorralado, esclavo de los hábitos. Y añoso de penas, ajeno del tiempo. Ese que marca el compás amenazando el final. Entonces me enojo y me digo Miguel, estás haciendo de este lugar un confesionario y eso está mal. No hay nada más patético que un tipo rabiando penas en público. Si hay pena se digiere en soledad, como toda hiel. Que te apague en tortuosa letanía, pero nunca en público.  
Y me vuelvo del perjurio y pido perdón por volver tuerto, con las manos cansadas y el ánimo estropeado.
Pero qué voy a hacer si me robaron la cubierta del auto. ¡¿Cómo no me voy a enojar, me voy a poner existencial y voy a renegar; si me afanaron mientras entré a la casa de un amigo, ¡¡cinco minutos, cinco nomás!!, al baño a mear?! Cuando estábamos al umbral de la puerta noté el auto ladeado hacia la izquierda. Cuando me acerqué a investigar, vi que faltaba la rueda trasera izquierda. Entera. Habían dejado el auto, literalmente, apoyado en el piso. Para colmo, cuando intenté poner el auxilio me di cuenta que también habían intentado robarme la cubierta trasera derecha. El auto estaba apoyado apenas sobre ella. Lo que sí se habían llevado los putos,  eran los tornillos. ¡¡Concha de sus recalcadas madres!! Porque ahora sí que me vi en aprietos: no quedaba otra que llamar a la grúa.  Por ende, debería esperarlos horas hasta que concurrieran al domicilio del yeta de mi amigo. Y en eso estoy. Acá lo tengo al boludo al lado mío. Estamos sobre mi auto. Esperando. Son las tres de la madrugada.

Por qué carajo no esperamos adentro, me preguntan. Porque temo que me afanen la otra rueda. A mi amigo le dije que se meta a su casa, que no hay problema que espero solo (construyo mucha felicidad en soledad) pero él dice que no, que no me va a dejar. Yo se lo agradezco. Y le muestro mi intimidad del blog. Dice que ustedes parecen buenos pibes, medio callados, pero buenos. Yo no sé si estoy de acuerdo pero no importa. Acá se los dejo: Buitres

11/12/14

Cefe & Los Gigantes - Sin rencor (1965)

Buenas noches. Hoy les traigo a Cefe & Los Gigantes. Una tremenda banda de garaje española que conocí gracias a José Kortozircuito que, como siempre gentil y solidario, compartió en el foro interno de los bloggers unidos por el garaje punk. No fue solo lo de este grupo sino tres archivos con varias carpetas
cuyas subcarpetas eran discografías de bandas under de la España sesentera. ¡La concha de la lora que buena compartida José! Se imaginan el gesto exacerbado de alegría que manifesté.
Al toque me puse a escucharlos. Tiene unas gemas que no se imaginan. La gran mayoría de las bandas ni las conocía. De otras había escuchado muy poco. Tal es el caso de los Ángeles Negros (claro que no son los geniales chilenos creadores del bolero psicodélico).
Por otro lado, y como siempre me pasa, no sabía qué compartir con ustedes. A veces me siento en el alma de un ricachón porque me invade la desidia propia de la opulencia. En otras palabras, y para hacerlo más criollo, tengo tanto que no sé qué compartir. También se debe a que mi rigor histórico es menos que nulo y voy subiendo lo que estoy escuchando. Y en ciertas épocas, sencillamente, no estoy escuchando garaje beat punk del sesenta latino. Es así. Por ejemplo, ando muy enganchado con Beth Hart. Tremenda cantante que me hizo conocer una amiga y me voló el jopo.
Con todo, siempre aparece alguna belleza – ya sea en los blogs que sigo, ya sea en el foro de bloggers unidos por el garaje punk – que me trae de nuevo a este mundo de visceralidad y salvajismo. Y me doy cuenta que adoro esta música troglodita. También me doy cuenta que los quiero a ustedes, mariconas, aunque no hagan más que pedir. Entonces me copo y lo subo. Pero claro, como el disco no era mío, como el disco me lo pasó el gran José, me dije: Hey Miguel, vos sabés de la honestidad intelectual, vos sabés del sacrificio ajeno. También de la daga que punza cuando no agradecen lo compartido. Por eso le escribí. Y José me contó que a él se lo había pasado Lomas, el administrador del entrañable misdiscoscoleccion.blogspot.com. y actual administrador de http://melopopmusic.blogspot.com.es/ ., claro
que le escribí. Y más pronto de lo esperado Lomas me dio su beneplácito. Me contó de la persecución allá en su país, solo por compartir discos  en la red. Una cabronada, la verdad. Pero eso no importa porque Lomas no amedrente, porque sigue compartiendo su material. Por eso hoy está con ustedes esta tremenda banda de garaje punk. Y les digo que a mí, sinceramente, me impactaron como hacía tiempo no lo hacía una banda punk. El género es garaje punk del más puro. Voces crudas, sin coros ni nada. Guitarras fuertes, de riff rockeros. El bajo haciendo líneas cuadradas e hipnóticas – cómo adoro estos fraseos, su fuera capaza de enajenarme del mundo, querría frasear así al tocar – que nos ponen en transe y la batería cuadrada y continua. Una belleza mis amigos. Una belleza.
Les podría hablar más, tal vez. Ustedes saben que soy un tipo verborrágico y gusto del charlar. Pero voy a girar el tópico. De Cefe & Los Gigantes, les aconsejo que pasen por acá http://www.guateque.net/cefeylosgigantes.htm que está mucho mejor explicado de lo que yo podría hacerlo alguna vez.
Bueno hermanos, los dejo. No hay mucho más que agregar. Tal vez que, aunque siguen pidéndome que resuba discos, no lo voy a hacer. Es muy arduo. Excepto que lo pidan los que me comparten música. A esos sí, claro. Pero si no, aprovechen lo que hay cuando está. Les dejo un gran abrazo. Me voy al silencio de vegetar en la realidad. Espero me extrañen, espero seguir siendo alguien cuando vuelva. Saludos.  

15/11/14

Bingo Reyna - Mi corazón es una guitarra (1969)

Buenas tardes amigazos del garage, vuelvo hoy, después de luengos momentos fuera del ordenador; para traerles a este man: Bingo Reyna. Seguro lo conocen porque ustedes son cultos, conocen de historia y aprecian la buena música. Características, todas, que descubro en el álbum que les comparto hoy.
Con todo, nobleza obliga – y el debido respeto a este, mi lugar en el mundo; exhorta – hacer una pequeña reseña sobre quién es este muchacho y qué hizo por la música que tanto amamos.
Bingo Reyna se inició con Jackie y los Ciclones. A la vera de versiones clásicas y descollantes estándares yanquis cosió su técnica musical hasta emigrar a  Beto y Los Huracanes (Beto, por si no lo sabías es el reverendo Cacho Castaña). Ahí desplegó la técnica del garaje y el fuzz. Luego, cuando comprendió que sus horizontes musicales se desarrollaban por otros lares, abandonó el concepto de banda y se hizo solista. Y le fue bastante bien, grabó varios discos hasta el 70. Todos con buenas versiones y correctas dosis de fuzz (cuánto te agradezco esto, Bingo). Después, con el advenimiento de la noche y los sicarios de la picana; Bingo se exilió en EEUU (no sé si será esa la mejor opción, friend).
Ya no volvió por esta tierra.
Ni siquiera sabemos si está vivo.
Una pena,
sería interesante saber más.

Con todo, amigazos, creo fundamental rescatar y difundir el gran trabajo que hizo este tipo por el desarrollo de la guitarra eléctrica en Argentina (técnicamente hablando, claro) y lo mucho que ayudó al género del rock en el país y el continente. Así que acá se los dejo para vuestro deleite, para que anochezcáis agitando un vaso de whisky y construyendo rebeldía. Bingo Reyna.   

12/10/14

Dirceu - Pura Asneira (1967)

Buenas tardes mis estimados amigos. Buenas tardes a todos los que siguen mirando estas páginas muertas, casi olvidadas por el ingrato de Wirtis. Pero no, no tengo que ser tan duro conmigo mismo porque siempre vuelvo a este lugar de gestación, cuna de lo que construyo – más para bien que para mal, lo asumo – día a día entre miedos y realidades.
Es así porque escribir es un oficio arduo. Más si no sos un dotado o empedernido luchador. Pero claro, cuando uno aprendió a perder entiende que es lo natural. Luego, para qué un esfuerzo si siempre vas a perder. Entonces no más caminar, no más avanzar porque la vida es un continuo transcurrir que te atraviesa mientras vos estás estático esperando lo inevitable. ¡Hay qué triste realidad, amigos!
Con todo, siempre pasan cosas que plantean una válvula descompresora del peso del miedo quitasueños. Tal así me aconteció ayer que estuve una muy grata experiencia de vida, una de esas que nos hacen mostrar la risa desdentada y festejar cada amanecer.
La cosa partió un amigo del face y asiduo del blog, el señor Felipe Bigliano que me escribió y me propuso, ¿hey Miguel te gustaría salir al aire charlando sobre garaje punk? Y pues claro amigo, claro que sí. No soy de las personas que desaprovechan las oportunidades. Tampoco de los divos místicos que esconden la jeta tras el blog pregonando una imagen difusa y esquiva. Y no porque me parezca mal esto último, no amigos. Pero me parece que no da. Lo divertido de hacer cosas es conocer gente. El blog es un ligar de origen, como les decía, justamente porque me permitió salir al mundo.  De ahí que soy tan agradecido al respecto.
Bueno, la cosa es que Felipe me hizo esta linda propuesta y sí, le dije, claro que me prendo. Esto fue el viernes por la tarde. Próximamente les voy a colgar los audios del programa para que escuchen los excelentes y sesudos comentarios que los muchachos hacen sobre fútbol y mi perorata gastada de rock.

Para celebrar este gran momento que pasé les dejo este disquito de Dirceu. No tengo demasiada data. Y seguro que lo robé de este blog que le afano tanto, tanto, que el chabón me debe odiar. Pero bueno, ¿qué mejor que un poco de rock and roll para festejar la comunidad unida y convocada para hablar de rock? No se me ocurre nada mejor.