9/5/13

Los Wawancó - Villa cariño (1967)


Buenas noches hermanos, hoy les traigo un disco de Los Wawancó. Legendario y particular grupo argentino. Ninguno de los originales era local, aunque fue en esta geografía donde el grupo se formó y se consagró como uno de los pilares más importantes de la cumbia. Que, dicho sea de paso, es bastante particular y personal. Aspecto que eleva aun más la alta estima que tengo a Los Wawanco. Bien. Vamos por partes. Si no soy capaz de, atropellado y con torpeza, divagar en un soliloquio incoherente. Por eso voy a contar lo necesario para que ustedes se hagan una idea de por qué Los Wawanco merecen estar acá en Garagelatino y cuál es, por lo menos desde mi perspectiva, su valor y lugar dentro del panorama del sesenta. Como les decía esta banda se desarrolló en Argentina y ninguno de sus miembros era nativo del país. Más bien eran peruanos, bolivianos, colombianos y portorriqueños, si no me equivoco. Tal vez sea por eso que la música de la banda era (y es) una mixtura desenfadada  de ritmos latinos como el merengue, la bachata, el bolero y la cumbia. Tal combo generó un estilo particular, potente, con excelentes arreglos que combinado con la singular voz de Hernán Rojas definieron una banda única que logró girar por el continente y establecer su música como disparador de los ritmos latinos más locos y arrabaleros. Porque la cumbia, mis bróders, es un ritmo arrabalero, cosa de negros y villeros y tal vez sea porque, en definitiva, Latinoamérica es una gran villa, donde nosotros los indios siempre estamos mirando al patrón allá en el norte. Y es que nuestro folklore se gestó ahí, en los márgenes y orillas, del alma de quienes sufren y la yugan para pagar la olla. Y Los Wawanco venían un poco de ahí porque eran pibes adolescentes que habían arribado al país para estudiar en la universidad (ya sabemos que tenemos el gran honor y dignidad de ser uno de los pocos países donde la educación es pública y gratuita) pero con pocas ganas de libros y muchas de diversión. Por eso armaron la banda y se pusieron a mixturar con pepas y cumbia. Así surgió su estilo. El disco que les traigo es un ejemplo cabal de la argentinización de la banda porque, ya desde el nombre, se refiere al mítico lugar donde las parejas iban a culear: Villa Cariño. Retratan así uno de los emblemas de Buenos Aires (que ni puta idea tengo si todavía está), aunque, para decir verdad, la canción no es de ellos, pero no importa: se escribió para ellos y son quienes mejor la supieron tocar. La tradición inaugurada por la banda tendría su rastro en grupos como Sumo, La Banda de la Muerte y Pibes Chorros.   Por otro lado traigo a colación algo que argumenté cuando colgué otro disco de la banda: son un excelente ejemplo del espíritu de este blog porque son un combo de latinos unidos y organizados para volarnos la cabeza.
Bueno mis amigos, hasta acá Los Wawancó. Por otro lado quiero agradecer a Fuzzy Daddie de Boozetunes que publicó un disco compilado que le mandé para difundir la nueva trova rio platense. Reseña aparte merecería la tapa que le hice pero no voy a divagar, solo les voy a decir que es una hermosa cola que alimenta mi alma. Pasen por el blog de Fuzzy Dadie y bajen el disco y todo lo que él poste porque es ampliamente recomendable. Ahora los voy a dejar, no sin antes avisarles que también actualizé el otro blog con un poco de punk. Además mi amigo Pablo Doti (ese frustrado escritor) abrió un blog donde pone libros en descarga libre (cosa de literatos) para todos vosotros. Saludos.

6 comentarios:

  1. Hola Wirtis, saludos desde la cuidad de La Plata! Dejo por aca algo que espero sea un aportecito.
    Despues de escuchar varias veces la letra de villa cariño estoy bastante seguro de que no se refiere a un telo o algo parecido, si no al famoso Bosque de La Plata, que casualmente esta enfrente de la facultad de medicina ;). donde estudiaban Los Wawanco.
    Muy bueno el blog y el aporte, ya me llevo el disco.
    P.d: podrias aclarar por favor cual es la influencia de los wawa en Sumo? me gustan mucho ambas bandas y me pica la curiosidad :D

    ResponderEliminar
  2. Hola Wirtis, descubrí tu blog y me puse a revisar tus post sobre música argentina de los '60. Aunque el post es viejo, veo que entre los grupos incluyes a Los Wawancó. Jamás me gustaron porque no me gustaba ni me gusta la cumbia moderna, si me gusta la cumbia tradicional, la que no tiene guitarras electricas, bajos, batería ni teclados. Pero no se puede negar que este combo fue muy popular en aquella época y eran infaltables en los bailes de carnaval. El cantante de los Wawancó era amigo de unos primos míos, ambos estudiantes de medicina como Hernán Rojas, aunque se promocionaba como colombiano, en realidad era panameño. No hubo bolivianos ni portorriqueños en la formación, si hubo integrantes de Chile, Perú, México, Costa Rica y Argentina, (Miguel Loubet) y como dije Hernán Rojas era panameño. Popularmente los hoteles alojamiento recibían el nombre de «Villa Cariño», pero Lautaro Ortiz tiene razón, la «Villa Cariño» a que se refiere la canción era el bosque de La Plata, ahí se encontraban las parejas a la noche. Miguel Loubet era el principal compositor de las canciones de Los Wawancó. En ese tiempo los grupos de cumbia más populares eran Los Wawancó, el Cuarteto Imperial, La Charanga del Caribe, Los 5 del Ritmo. ¡Si habré padecido esta música siendo joven!! En esa época despuntaba el Rock Nacional (cantado integramente en español rioplatense), y prefería a grupos como los platenses La Cofradía de la Flor Solar, Diplodocus, los quilmeños Vox Dei (a quienes escuchaba en el Club Ducilo y antes se hacían llamar Mach 4 (Mach es una medida de velocidad relativa, como eran 4 integrantes se pusieron Mach 4); Manal, Almendra, Los Gatos, y la cumbia me repelía como música, no la podía escuchar, aunque nadie la escuchaba, era considerada una música bailable. Pero los muchachos de Los Wawancó eran muy buena gente, cada tanto solía verlos cuando iba a casa de mis primos, que también tocaban guitarras, hacían las famosas «guitarreadas» juveniles, pero folklore que en esa época era bastante difundido y escuchado entre los jóvenes.

    Germán Nedler

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Germán! Muchísimas gracias por la cantidad y la calidad de la información. Abrazo grande y cuando quieras las puertas del blog están abiertas.

      Eliminar