11/1/17

Los Blue`s Men - Prohibido Prohibir (1968)

Hola mis queridos amigos. La Argentina sigue siendo una mierda gobernada por los millonarios. Cada día
nos roban un derecho más. Este 2017 parece que no va a ser la excepción. Pero bueno, cuates, a darle átomos, que llorando nunca se consigue nada. Hoy vuelvo con este megaclásico que tanto, pero tanto  me gustó que me decidió a abrir el blog que aquí nos reúne. Imagínense si podía yo predecir que tantos años después seguiría acá, aguantando con el rock garage. Pero es así, uno nunca sabe cuáles serán los caminos del corazón.
¿Y por qué carajo traes de vuelta este ábum Miguel, si todos lo conocemos? Y yo les respondo que sí, que es verdad. De hecho, si no conocés este álbum y te señalás iniciado en el garage latinoamericano no sos más que un pretencioso hablador.
Ahora bien, son otros los motivos que me mueven. Les voy a contar una historia. Una historia de amor. La historia de cómo volví a conocer el disco Prohibido prohibir de Los Blue`s Men y de cómo me volví a enamorar. Así, como en la vida me pasó con la hermosa Emma Lunge.
Resulta que una tarde andaba yo curioseando en los blogs como desde tiempo atrás no hacía. Llegué al blog del buen amigo Red Peyote y me dije, hey, este pibe ha colgado un montón de cosas copadas. Y sin más me puse a revisar. Merodeando en la ronda del curioso llegué así Prohibido Prohibir. Ah, qué capos, Los Blue`s, me dije y seguí con el cursor hacia abajo y ahí encontré algo que yo, hasta la fecha, no había visto: la contratapa del vinilo Prohibido Prohibir. No sé si ustedes la conocían. Es la que ahí les colgué como ilustración del álbum. Lo loco fue, por un lado, que al fin conocí otra foto de Los Blue`s Men distinta y, por otro, sorpresa al ver que el orden oficial del disco no es el que yo siempre le conocí. Bajé el álbum de dos blogs distintos, cuando lo encontré. Los dos son idénticos. De ahí que había yo dado por sentado que el disco estaba ordenado así. Pero al leer la contratapa oficial me desayuné que el orden es otro. Copado, si bien implica una reconfiguración de mi mundo, es también deconstruir un concepto y replantearlo. Y así hice. Y ahí me llevé la tercera sorpresa: esta grabación no es exactamente la misma que yo había escuchado. Sutiles diferencias pero claras para quien como yo, ha hecho un fetiche musical de este disco.

No se las voy a develar, los dejo a ustedes y vuestro libre albedrío para requisar. Un disco perfecto, según yo, de una banda mítica y épica: su rastro es una neblina fugás en la noche argentina, su ópera prima el testimonio de un talento fuera de tiempo por eso Los Blue`s Men ya son eternos. Saludos guachos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada