29/12/19

Los Hermanos Carrión - Rock


Hola mis cuates del garage, a que ya me daban por muerto, ¿eh? Pero nunca deben olvidar que el buen Wirtis siempre vuelve, así como un hábito dañino que habías creído dejar y, justamente por eso, ¡paf!, te atrapa de repente, te golpea y tira al suelo todo tu choto ego. A  mí me pasó, cuates, me pasó con el cigarro, me pasó con el porro, me pasó con la merca y el lsd. En todo caí, de nada me levanté.
Y sin embargo, cada tanto, porque las fuerzas se van aglutinando de a poco pero con constancia, como todo movimiento en mi vida; aparece algún destello de arte que me conmueve. Generalmente pasa con la música, con algún cavernario sonido de garaje y es entonces cuando aparto, así, literalmente, con los brazos, todas las drogas que me tienen en sus lazos – la aliteración es intencional, guarda – y me digo: Miguel, por qué no hacés una entrada en el blog. Y me activo. Qué se yo amigos, se hace difícil llevar adelante esta empresa tan singular. Muchos me dicen: Y, lo que pasa es que los blogs ya fueron, Miguelón, tenés que buscar otra cosa. Y yo les contesto: Estás en lo cierto respecto a los blogs, la verdad que es lo mismo que tener una cuenta en Hotmail, una excentricidad propia de los añosos. Pero no va por ahí mi dolor, para nada. De hecho, ese aurea de “antigüedad” que se ha apoderado de los blogs los ha hecho más atractivos para mí. Persistieron los mejores, los que más belleza y originalidad le dieron en cuanto a lo estético y más certezas y material descatalogado ofrecen en cuento a la propuesta de interacción. No me quiero ir por las ramas, a mí me gusta el olvido, nada me melga esa condición en los blogs. Mi problema está afuera, en el mundo real. Ese que me tomó de sopetón y me demanda muchas cosas. Pero también me devuelve otras tantas, no voy a ser un desagradecido ni un pedante, para nada me sustento en esos espacios. El tema es que cuesta venir a subir los discos, más porque soy un caos ambulante.
Todo el prolegómeno ha sido para contarles que sigo vivo, que no abandoné al querido Garagelatino, ni a este ni al otro. Pero que los post son muyyyy esporádicos. Así será, entonces. Pero bajar los brazos, espero que no.
Para volver les traje una banda clásica de la movida garagera de México, los Hermanos Carrión. Un gran grupo, en este disco que les comparto van a poder comprobarlo. Son todas canciones en español, y muy buenas versiones. En especial me gustó la de Los Locos del Ritmo y la de los Righteous Brothers. No había subido nunca un disco de estos cuates, como no he subido nunca de muchísimas bandas que todavía quedan dando vueltas por ahí. Una vez me dijo otro blogger, que ya no recuerdo quién fue porque pasaron varios por este mundillo virtual, que por más que me empeñara nunca, pero nunca, iba a poder conseguir todo lo que se grabó ni siquiera conocerlo; cercenó lapidario. Y creo que
tenía razón. Eso me relajó el afán de conseguir TODO.
Bueno amigos, me voy, otra vez. No sé hasta cuándo. Les dejo tremendísimo disco, les dejo explicaciones, como siempre hago últimamente cuando posteo. Tal vez debería dejar de caminar por esas sendas y concentrarme en lo que hay: un poderoso mundo virtual que todavía fluye a pesar de los embates de la modernidad y los nuevos modos de mover la música en internet (que, dicho sea de paso y para cerrar, redunda en que lograron hacernos pagar para escuchar). LosHermanos Carrión para ustedes, amigues, que lo recontradisfruten.
Antes de dejarles el chau amigues del alma, quiero recordarles y, en caso de que no lo sepan, contarles, que Mendoza, la provincia donde vivo ha sido escenario de una insurrección popular a partir de la derogación de la ley 7722, una ley que protege el agua frente a los modos extractivistas solventados en cianuro y químicos de la misma calaña. Esta ley fue reformada por el gobernador entrante, Suárez, del partido  político CAMBIEMOS, quienes gobernaron en los últimos 4 años la Argentina. Unos neoliberales despreciables, centrados en exprimir al pueblo hasta la última gota, en este caso, de agua. No obstante, el partido que gobierna la nación, el Peronismo, recientemente llegado al poder apoyo, si bien tácitamente, la decisión de la provincia. Además, acá en Mendoza, el PJ apoyó explícitamente la reforma. Todo ello generó una revuelta popular que, según parece, ha logrado torcer el brazo de los nefastos políticos y empresarios. Sin embargo, la verdad la vamos a saber mañana, cuando el gobernador recién llegado, Suárez, haga efectivo el veto. Veremos amigues. Por ahora les dejo un abrazo grande y los convoco a difundir la pelea de mi Mendoza querida por mantener libre el agua de ácidos asesinos y por enfrentar a los empresarios codiciosos.   

No hay comentarios:

Publicar un comentario